Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for 21 junio 2009


Bueno, por fin un comentario que ataque a mis argumentos directamente. Esto es lo que estaba esperando, por eso voy a contestar en un post, en lugar de un comentario, porque  se lo merece.

Así que el que no haya leído el comentario a mi argumento 2, que empiece por ahí.

Ya dije que con la dialéctica siempre se gana.

En fin, voy al tema:

–          Por precaución: pues como ya dije, una pedrada lanzada en el momento justo y con el ángulo adecuado, matará probablemente a cualquier ET, que se encuentre desprotegido. Pero vamos, ahora mismo tenemos armas nucleares bastante más potentes que un palo o una piedra. Y las tenemos en cantidad suficiente para acabar con un planeta. En Vietnam, los norteamericanos tenían una tecnología muy superior, sin embargo ya sabemos quien perdió la guerra, y quien tuvo  muchas bajas en sus filas. Y puede que hayan aprendido parte de la lección, porque ahora se dejan ver menos (una civilización extraterrestre con, si duda, más historia que la nuestra, habrá aprendido mejor la lección).

–          Por Heisenberg. Bueno, curioso argumento, atacar mi argumento dando por hecho que existen, que es lo que al fin y al cabo quiero “probar”. En fin, la explicación principal (hay un argumento colateral, que sería muy largo de explicar aquí, pero que menciono al final del post), con la que me quedo con las dos caras de la moneda es la siguiente: De la misma manera que en nuestras investigaciones sobre la forma de vivir de ciertos animales, cometemos errores (al final descubren la cámara, o se presentan antes de lo esperado y pillan a los investigadores preparando el entorno de investigación, o el tranquilizante no tiene el efecto esperado y el espécimen se despierta antes de lo deseado, …), también los ETs los cometen. Y aunque tengan una tecnología muy superior con la que fácilmente se podrían hacer invisibles a la vista y al radar, la verdad es que todos sabemos que cuanto más tecnología tiene un coche, más fácil es que falle y nos deje tirados. En el universo hay pocas constantes, pero una de ellas es el hecho de la impredecibilidad del futuro y la existencia de sucesos no esperados. Nadie está libre de error, ni los ETs.

–          Por anti-intervencionismo: no es cuestión de timidez o no, es cuestión de haber aprendido de la historia. Pongamos un ejemplo. Si ahora descubriéramos una pequeña isla perdida en mitad del océano, con una cultura totalmente desconocida, seguro que no haríamos lo mismo que hace 500 años. ¿Somos más tímidos? ¿Entonces porque no nos plantaríamos allí con nuestras portaaviones y nuestras aeronaves, nos bajamos de un Black Hawk lleno de Tomahawk, y decimos “hola qué hay, cómo estamos, somos nuestros vecinos y venimos aquí a investigar una civilización tan arcaica como la vuestra, en nombre de nuestro presidente”. No lo veo, no. Es más, yo aseguraría que el día que nos toque a nosotros, el día que vayamos a un planeta y encontremos una civilización en auge, haremos lo mismo, evitar intervenir.

–          Por el interés: ¿cobardía? Yo diría mejor 2 dedos de frente. Seguro que somos una civilización más agresiva que ellos, y eludir enfrentarte a alguien más agresivo no es cobardía, es sensatez. ¿O acaso entrenamos a nuestros marines dejándolos en medio de una manada de leones? Seguro que su táctica sería intentar no ser descubierto.

 

De cualquier forma sigo con la pregunta fundamental: ¿qué ganarían al darse a conocer? Nada. ¿Qué perderían? Mucho. De momento la ventaja táctica, una vez que se dé el paso (con nuestro actual nivel tecnológico) no se puede volver atrás. Posiblemente la vida.

En cuanto a la pregunta subyacente, y que he tratado de eludir hasta ahora “¿qué pretenden?”, admite muchas respuestas:

–          conocer

–          conseguir recursos

–          investigar

–          explorar

–          viajar por viajar (sí eso que nos gusta hacer a todos)

–          solucionar problemas cuasi-irresolubles

–          …

 

Lo que sí puedo asegurar, es que, de las poquísimas cosas que TODA civilización extatrerrestre que llegue aquí debe tener, es curiosidad. Sin curiosidad no hay inteligencia, y sin inteligencia no hay civilización.

¿Y qué carajo hacemos nosotros mandando costosísimos proyectos espaciales a Marte, si total, no vamos a poder saludar a nadie? Según tus argumentos, si no son cobardes, deben querer saludar y para eso gastan ingentes cantidades de energía. Entonces nosotros que hacemos en Marte haciendo un esfuerzo seguro que proporcionalmente mucho mayor que ellos, ¿el tonto gastoso?

 

Y he dicho antes “TODA”, lo cual, y ya que lo mencionas en tu comentario, y dando fuerza a algunos de mis argumentos anteriores (aunque parecería quitar fuerza a otros), no podemos pensar en una sola civilización. Sería casi tan improbable como pensar en 0. Pero este tema lo dejo para el siguiente post.

Anuncios

Read Full Post »


Esta es la última invención, como veremos equívoca desde su propia concepción, de los pseudocientíficos para explicar que los Extraterrestres no estén ¡aquí y ahora!.

Según esta teoría, el gran problema del contacto entre potenciales civilizaciones interplanetarias, sería la coincidencia espacio-temporal. Aunque se dé por sentado que surjan, a lo largo de la edad del universo, muchas civilizaciones desarrolladas tecnológicamente (incluso con capacidad de realizar viajes espaciales), esta teoría supone que se extinguirán antes de que la probabilidad de un contacto inter-civilizaciones se diera. De esta forma las civilizaciones surgen y se extinguen en tiempos y espacios distintos.

De momento choca de pleno contra mi contraargumentación número 1.

Pero independientemente de eso, y aunque ciertamente en muchos casos las civilizaciones se extingan antes de alcanzar los viajes interplanetarios (muchas de estas extinciones podrían tener un resurgir, pero me estoy alejando de la línea de argumentación principal), lo cierto es que una vez que una civilización alcanza la tecnología necesaria para realizar viajes interplanetarios con relativa facilidad, dicha civilización se convierte, por derecho propio en inmortal e imperecedera. Subsistirá a la destrucción de la estrella que la vio nacer.

Es inconcebible que esta teoría haya pasado por alto este pequeño detalle, que se deduce directamente de sus condiciones de partida.  

 

Recomiendo al respecto, aunque a mi me parece muy estricto en su planteamiento, en el sentido de que da por ciertas todas las limitaciones que la actual  (para su tiempo) e incompleta teoría física describe, la lectura de la teoría  astrofísico ruso Nicolai Kardashev de 1962, que divide a las civilizaciones avanzadas en 3 tipos. Nosotros estaríamos en el tipo 0, es decir, ni siquiera contaríamos como civilización avanzada:

http://74.125.77.132/search?q=cache:4s-1ByMzC0IJ:www.forosperu.net/showthread.php%3Ft%3D46578+teor%C3%ADa+del+arbol+de+navidad+civilizaciones+extraterrestres&cd=2&hl=es&ct=clnk&gl=es

 

Yo creo que esta teoría del árbol de navidad sólo es aplicable, y además totalmente (con lo cual pasa a engrosar mi lista de argumentos en contra del enemigo incrédulo), al momento en el que la civilización intenta comunicarse con otras civilizaciones a través de radiotelescopios y emisiones de ondas. Bajo mi criterio, éste sí es un periodo de tiempo muy corto, que se extinguirá al alcanzar el nivel de los viajes interplanetarios.

Read Full Post »


Pues serán maleducados, digo yo.

Bueno, bromas a parte, se me ocurren una ingente cantidad de motivos para no darse a conocer. Por ejemplo:

–         Por precaución, porque para saludar hay que bajar las barreras, hacerse visible, y por tanto atacable. Podrán tener, que lo tendrán, una tecnología muy superior, pero si son visibles, por miedo, por instinto de supervivencia, o porque este es un mundo de locos, siempre puedo atacar primero. Usando un símil, por mucho lanzacohetes que yo tenga, si bajo la guardia, siempre me pueden abrir la cabeza de una pedrada (estilo Rambo).

–         Por generalización del principio de incertidumbre de Heisenberg (¡jarrl! ¡meloxplique¡). Lo que quiero decir con esto es algo bastante sencillo y comprensible: si quiero observar una raza, un espécimen, o una civilización lo mejor es pasar absoluta y totalmente desapercibido. No podemos interactuar con lo que queremos observar, porque estaremos influyendo en el resultado, y las conclusiones que saquemos serán falsas.

–         Por política anti-intervencionista (mi preferida). Igual tienen la suficiente experiencia para “ser considerados” con la madre naturaleza y dejar que las civilizaciones evolucionen solas.

–         Por interés propio. ¿Qué gano si en una partida en la que voy con ventaja enseño mis cartas? Nada. Sólo puedo perder.

–         …

 

Lo que no cabe en mi imaginación es lo que plantea el tan sobado argumento.

No sé, se me hace ridículo un diálogo como el siguiente:

–         ¡Hola que tal! Soy el ET Manolito, y vengo en son de paz del Planeta Centurión

–         ¡Ah! ¡Qué bien! Pues igual me podrías ayudar con tu tecnología a acabar con el hambre en el mundo, a conseguir un sistema sostenible, y a evitar la extinción humana.

–         ¡Buf! Es que me pilla mal de tiempo y tal. Yo solo estaba de paso… Además podríais hacer un mal uso de la tecnología e incluso atacar a mi propia gente en un futuro. Ya sabes, una civilización que se matan unos a otros como los vuestros…

–         ¡Claro, claro! No hay problema, otra vez será. Pero vamos, sin resentimientos, amigos ¿eh?. Cuando me necesites cuenta conmigo y con los míos, si todavía subsistimos. Pelillos a la mar.

 

No sé que pensareis vosotros, pero a mí no me acaba de convencer.

Read Full Post »


La verdad es que puede parecer ciencia-ficción total, especialmente con el título que le he puesto a este artículo, pero la verdad, es que la existencia de las partículas gravitatorias (gravitón) está mucho más cerca de la ciencia que de la ficción.

De hecho demostrar su existencia es uno de los principales objetivos del LHC (Gran colisionador de Hadrones) que ha costado la nada despreciable cifra de 10.000 millones de dólares. Esto me hace pensar que tenemos algo más que una ligera sospecha de sus existencia.

Y no quiero hablar de la materia oscura, el bosón de Higgs (también llamada partícula de Dios y muy relacionada con el gravitón). Seguro que aquél a quien le interese la física teórica podrá encontrar bastante información al respecto, en webs o blogs con una mayor componente científica, que este humilde blog sobre reflexiones hipotéticas.

Por si algún insensato lector quiere empezar a adentrarse en estos temas, aquí pongo algunos enlaces (que Dios le coja confesado):

http://guillegg.wordpress.com/tag/fisica/page/2/

http://eltamiz.com/2007/12/18/el-graviton/

http://www.tendencias21.net/Particulas-masivas-inesperadas-cuestionan-el-modelo-estandar-de-la-fisica-de-particulas_a2712.html

http://es.answers.yahoo.com/question/index?qid=20080910162436AA6YDda

 

La cuestión en discusión, es que si el gravitón y su correspondiente anti-gravitón, existen (lo cual parece probable), cabe pensar que en un futuro (200, 300, mil, diez mil, cien mil años) podamos pensar en poder manipular estas partículas encargadas de “transportar” la gravedad.

–         Bueno, chaval, ¿Y esto qué tiene que ver con los viajes interplanetarios?.

–         Pues mucho.

Para empezar, y de un tirón, eliminaríamos uno de los problemas asociados a los viajes espaciales de larga duración: la falta de gravedad y su efecto a largo plazo en el cuerpo humano (debemos suponer que también afectaría a nuestros amigos los Extraterrestres de forma parecida).

También eliminaríamos los efectos de una gran inercia, recortando el tiempo necesario para alcanzar una velocidad cercana a la luz. Recordemos que ya Einstein asemejaba los efectos de la inercia a un campo gravitatorio (con el símil del ascensor).

Y para terminar, aunque esto es ya más arriesgado, podría, al menos paliar el problema de la energía requerida. Si de forma externa a la nave se pudieran condensar partículas gravitatorias y anti-gravitatorias, por separado claro, después solo quedaría proyectarlas en la dirección adecuada.

Aquí alguien me saldrá con el principio de transformación de la energía (ni se crea ni se destruye, sólo se transforma), pero aún ciñéndonos a este estricto supuesto, habríamos ganado bastante en comparación con el actual modelo de cohete de propulsión, basado en el principio de acción-reacción, y en el que se pierde una gran cantidad de energía cinética transformada en calor.

Por cierto, la teoría de las supercuerdas tiene un lugar preparado y privilegiado para los gravitones.

 

Sea como fuera, la evidencia es que una civilización muy superior a la nuestra tecnológicamente, puede hacer uso de gravitones, partículas de Higgs, o vete-a-saber-qué que rellene los actuales huecos en la teoría física actualmente reconocida (que yo personalmente creo que hace más aguas que el Titanic).

 

Con nuestro actual y pobre conocimiento científico-tecnológico, podemos vislumbrar los mecanismos con los que los viajes espaciales serían coser y cantar. ¿Cómo lo verán civilizaciones mucho mas desarrolladas que la nuestra?

Read Full Post »

Lo que viene.


Hoy, timofónica, me ha tenido sin ADSL prácticamente todo el día. Sólo he podido contestar 2 comentarios.
Mañana estoy de “bodorrio” y no podré escribir mi próximo artìculo, pero adelanto el título:
El gravitón contra la hormiga atómica.
Seguirá contraargumentando lo que hasta ahora he denominado el argumento 1.
Pero ya tengo en la cabeza el 2 y el 3, y por sus puesto los motivos por los que son menos que papel mojado.
También haré un recopilatorio donde ponga en la balanza pros y contras.
Seguid atentos, porque os prometo que algunas cosas os sorprenderán.

Read Full Post »


Empiezo con los contra-argumentos a los contra-argumentos.

No he hecho cálculos con respecto a la energía necesaria – velocidad – tiempo observador – tiempo viajero, primero porque en la mayoría de casos deben ser tela de complicados, y segundo porque en realidad no lo considero necesario, y a continuación esgrimiré algunos de los argumentos que apoyan esta postura.

Todas las teorías expuestas hasta ahora se basan en lo científicamente establecido. Sin embargo, la ciencia, como la historia demuestra, es un paradigma en constante cambio.

Solo podemos asegurar una cosa: hoy en día la Física está incompleta. Hay 2 teorías incompatibles que tratan de explicar los fenómenos físicos a: la mecánica cuántica a nivel subatómico, y la teoría general de la relatividad a nivel macroscópico.

Para compatibilizar estos modelos y además unificar las Fuerzas conocidas, se han desarrollado una serie de teorías. La que a mí más me convence, y tiene muchos seguidores dentro de la física teórica, es la teoría de la supercuerdas, o mejor dicho las teorías de las supercuerdas, porque hay 5, aunque la teoría M las unifica en una (ésta es la que más me mola).

Estas teorías necesitan de la existencia de un número mucho mayor de dimensiones (10, 11 ó 26) a las habituales 3 espaciales + la temporal. Estas dimensiones adicionales abrirían la puerta a viajes que, incluso para el observador podrían realizarse en menos tiempo que el establecido por la distancia luz. Vamos que a nuestro joven extraterrestre le daría tiempo de volver a casa para la cena con sus moralmente rígidos padres.

¡¡¡Comorr!!! ¿Estoy diciendo que se puede viajar a mayor velocidad que la luz, incluso para el observador?. Bueno en realidad se trata de coger un “atajo” de tal forma que la distancia 3D a recorrer sería muy inferior a la inicialmente establecida.

¿¿¿¡¡¡Pero esto es así y lo puedo hacer yo con una pila-petaca y un imán patatero!!!??? No, por supuesto que no. Estamos hablando de una posibilidad teórica. Aunque se llegara a demostrar la teoría de las supercuerdas (cosa de la que estamos muy lejos, dada su naturaleza esquiva e infinitesimal), otra cosa sería que se pudieran aprovechar para crear puertas-paso entre 2 coordenadas del espacio-tiempo. En el mejor de los casos requeriría altísimas concentraciones de energía. Pero estamos hablando de civilizaciones que pueden llevarnos cientos de miles de años de ventaja en desarrollo científico-tecnológico. Es más que plausible.

Entonces, ¿todos mis argumentos se basan en esa teoría y en la posibilidad de abrir atajos (al estilo “desdoblamiento del espacio” del universo de Dune)?

No. Es sólo una posibilidad más. Lo que sí es importante es considerar que nuestro conocimiento físico de la realidad está incompleto, y que las leyes que hoy damos por cerradas y absolutamente inviolables, mañana tendrán un añadido y una nueva perspectiva que aumente todas las posibilidades. En resumen: seguimos estando en pañales, y pretendemos (deseamos) que todos los demás también.

Read Full Post »


Read Full Post »

Older Posts »