Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for 25 octubre 2009


Ya son 400 exoplanetas en 15 años, y 2 con las moléculas básicas para la vida.

http://www.elmundo.es/elmundo/2009/10/21/ciencia/1256114226.html

Por su puesto habrá quien diga que es una proporción muy baja, por lo que podemos desvirtuar la fórmula de Cheluman:

https://cheluman.wordpress.com/2009/08/12/la-ecuacion-de-cheluman-i/

Pero hay que tener en cuenta 2 cosas muy importantes:

1) Que no se haya detectado en los restantes exoplanetas, no significa que no existan

2) Seguimos usando métodos de detección que premian sensiblemente a los planetas voluminosos y masivos y que estén fuera de la Ecosfera, esto es muy cerca de su estrellas o muy lejos.

Por tanto, en realidad, estos datos siguen apoyando los valores estimados en dicha fórmula.

Por cierto, recuerdo que por el momento sólo he dado estimaciones restrictivas a la fórmula.  Pronto, después de unos artículos que tengo pendientes, subiré un post con lo que considero los valores más probables.

Anuncios

Read Full Post »


8 de enero de 1981, 17:00 horas. Trans-en-Provence, Francia.

 

Mientras un agricultor (realmente contratista retirado) llamado Renato Nicolai estaba trabajando detrás de su casa le llamó la atención un extraño y suave zumbido.

Se volvió en la dirección del sonido y vio un objeto metálico en el aire a la altura de un gran pino al límite de su propiedad, bajando, con movimiento continuo y rápido hasta que aterrizó en el suelo.

Tras unos segundos de observación Nicolai se dirigió a una nueva posición, llegando a unos 30 metros de donde había aterrizado el OVNI.

Repentinamente se elevó, aproximadamente por la misma trayectoria de bajada, se inclinó y desapareció alejándose en el cielo a gran velocidad. El testigo no percibió en ningún momento ninguna llama o humo en torno al artefacto.

 

Tenía la forma de 2 platos desiguales, uno cerrando el otro, con una cornisa plana (canto, alerón, cresta) alrededor de toda su circunferencia, de unos 15 cm. Era de color plomizo. Mediría unos 2,5 metros de diámetro por unos 1.7 de alto. Al elevarse pudo apreciar, aunque brevemente, la zona inferior de la nave, que poseía 4 accesorios del tamaño de  baldes de albañilería.

 

 

¿Qué tiene de especial este caso, si además sólo hubo un testigo?

 

En realidad es considerado uno de los casos OVNI mejor estudiados de la historia, debido a que en su aterrizaje dejó huellas que se han estudiado concienzudamente. Ha sido estudiado in situ por varios investigadores civiles y por el CNES (Centro Nacional de Estudios Espaciales) equivalente galo a la NASA estadounidense. Forma parte del estudio “Panel Sturrock” que ya ha salido en algún enlace que he comentado.

En el terreno quedó una huella en forma de corona circular de unos 3 metros de diámetro.

La Gendarmería de Draguignan tomó muestras del terreno que fueron enviadas al CNES.

Pero sigamos con el orden de los acontecimientos.

Cuando desapareció el Objeto Volante, se acercó al sitio exacto donde lo vio posarse, y allí, en el suelo, había dejado una serie de marcas claramente visibles.

Cuando llegó esa misma tarde la mujer de Nicolai, éste le contó lo sucedido.

A la mañana siguiente fueron a comprobar las huellas que el OVNI había dejado, y entonces la mujer se percató de la seriedad del asunto. Llamaron a unos vecinos para pedir consejo, y acabaron llamando a la Gendarmería.

A las 11:30 de esa mañana se presentó un oficial, quien procedió a tomar testimonio, fotografías y recoger pruebas del suelo (superficial  y profundo) siguiendo el procedimiento policial.

La Gendarmería describió las huellas de esta forma:

“Observamos la presencia de dos círculos concéntricos, el primero  de 2,20 m de diámetro, el segundo, 2,40 m de diámetro. Estos dos círculos dejan una corona de 10 cm de ancho. En esta corona son visibles dos partes diametralmente opuestas, de unos 80 cm de largo. . .
que presentan estrías negras similares a las trazas de abrasión.“

 

Días después esas muestras fueron enviadas al GEPAN (Grupo para el Estudio de Fenómenos Aeroespaciales No Identificados), mientras las muestras vegetales fueron enviadas al laboratorio del Instituto Nacional para la Investigación Agrónoma (INRA).

El 23 de Enero, la Gendarmería recogería nuevas muestras de vegetales.

El 17 de Febrero el GEPAN recoge in situ una serie completa de muestras vegetales. Aún permanecían las huellas.

 

Las diferentes muestras fueron catalogadas y analizadas por distintos laboratorios entre ellos:

–          CNES. Análisis microscópico y visual.

Muestra que esta tierra ha estado expuesta a un efecto de roce que ha dado lugar a la abrasión de algunos granos de silicio. En un punto se comprueba que el suelo se ha quebrado posiblemente  debido a una combinación de la acción mecánica y térmica. También muestra una zona más oscura que podría corresponder a material extraño, o incluso a una transformación de la material de la superficie.

 

–          Laboratorio SNEAP. Análisis físico-químico.

Se analizaron las muestras oscuras. El análisis reveló que la muestra contenía ninguno de los compuestos orgánicos que son característicos de los motores de combustión utilizando hidrocarburos. Se determinó la presencia de hierro u óxido de hierro, no acompañado, como pasa comúnmente en el acero de cromo, níquel o manganeso.

–          Universidad de Paul Sabatier de Toulouse. Estudios de difracción electrónica.

Se encontró monocristales de (CaO2, 8H2O), cosa que no ocurrió en la muestra de contraste. Se realizaron intentos infructuosos de reproducir esta cristalización calentando la otra muestra a 1.000 grados durante 2 horas.

 

–          Laboratorio de análisis LAMMA en la Universidad de Metz. Espectrometría de masa por bombardeo de iones.

El análisis de iones negativos, reveló en las partículas oscuras (100 micrones) la presencia de C2H2O.
También encontraron los iones de 63 y 79 que son típicas de fosfato de hierro.
Los espectros negativos así obtenidos eran análogas a las de algunos polímeros o residuos petroquímicos.
El análisis de iones positivos mostró que las partículas negras diferían de la de tierra que rodea a través de la falta de aluminio. Los elementos de sodio, magnesio y titanio estaban presentes sólo en cantidades muy pequeñas. El componente dominante era de calcio. Otros fragmentos  confirmaron la existencia de una matriz de polímeros basada en el carbono.

Se deriva de estos análisis que las partículas oscuras parecen ser residuos de combustión.

 

–          Laboratorio de Análisis Físicos (LDP). Espectrometría de masas por chispa.

En este caso se detectaron pocas diferencias entre las 2 muestras. Los únicos elementos detectables fueron zinc y fosfato. Su hipótesis: rozamiento de pintura negra basada en “Carbon black”

http://en.wikipedia.org/wiki/Carbon_black

 

–          Laboratorio de Bioquímica del Instituto Nacional de Investigación Agrómona, organismo de la Universidad de Avignon (Bounias, 1990). Análisis bioquímicos.

Se determinan múltiples efectos sobre la fotosíntesis, los lípidos, azúcares y aminoácidos en las plantas que se encuentran en el sitio. En la mayoría de los casos, estas diferencias son expuestas gráficamente como las funciones logarítmicas o bilogarítmicas de la distancia, medida desde el centro de la huella.

 

 

 

En resumen: “un fenómeno físico ha incidido directamente en el medioambiente del lugar, provocando abrasiones, impactos térmicos y efectos inexplicables en las plantas”

 

 

 

 

Detallado resumen del estudio completo publicado en “Journal of Scientific Exploration”:

 http://www.scientificexploration.org/journal/jse_04_1_velasco.pdf

Read Full Post »


La finalidad de este blog no es difundir noticias recientes, aun cuando sean de la temática que tratamos.

No obstante, no he podido evitar hacer una reseña sobre el reciente video de la persecución OVNI en Galicia:

 

 

Pero después de leer artículos que tras un engañoso lenguaje científico y un supuesto estudio apoyan sin más su veracidad, me he acordado mucho de mi último post y los últimos comentarios sobre el caso de Ubatuba.

 

Sé que algunos de mis lectores malinterpretan mis palabras (lo cual achaco en parte a mi escasa capacidad de comunicación y por otro al desinterés por perseguir la verdad, una vez se está impregnado de ese halo de escéptico científico que no poco dinero le ha costado a ciertos gobiernos diseminar entre la población).

Yo no soy un crédulo sin escrúpulos que se creen a pies juntillas cualquier relato que tenga la palabra OVNI detrás. Nada más lejos de la realidad. Si leéis atentamente mis comentarios, sin prejuicios, lo veréis.

 

Como pasa siempre con todo tipo de extremos, los escépticos acérrimos y los crédulos totales están más cerca el uno del otro, que de una postura intermedia y aconsejable.

 

Hay que tener criterio y sensatez, para el tema OVNI y para la vida en general.

Pero la vida, la sabiduría, el conocimiento, están llenos de decisiones y no podemos esperar a tener la seguridad total antes de tomar un camino, una postura.

Como venía a decir Descartes no se puede estar seguro de nada, ni siquiera de nuestra existencia, pero no por eso podemos vivir dudando de todo.

Y seguro que a veces nos equivocaremos. Esto se vuelve mucho más probable si nos movemos en campos tan llenos de desinformación e intereses como los Objetos Volantes No Identificados.

 

Hay que ser crítico y exigir cuantas pruebas y testimonios se puedan conseguir, analizarlos, sopesarlos. Y entonces tomar la postura.

 

Aún así me equivocaré más de una vez, pero tan criticable me parece mostrarse acérrimo defensor de un caso, como éste de Galicia, que es un fake (bulo) y de los reconocidos, como llegar a determinar que un caso es un bulo simplemente porque no se pueda demostrar a ciencia cierta que es real,  y me refiero aquí a un enlace que dentro de una atractiva y estimulante conversación uno de mis lectores trajo a colación.

 

Mi postura es que hay que investigar mucho más y mucho más seriamente, al estilo del informe cometa en Francia, e incluso más. Yo no dudo de que existan y nos visiten (al igual que el informe comentado), pero dudo de cualquier caso concreto. Y la información que se podría conseguir de un sólo caso real investigado a fondo, por la comunidad científica al completo podría amortizar con creces el gasto realizado.

 

http://www.politicaextraterrestre.com/DE33.html

 

Y aquí vuelvo a protestar sobre el recorte del gasto de I+D+i. Se pueden recortar muchos presupuestos, pero éste es enormemente escaso para lo que debería ser.

Read Full Post »


La verdad es que la discusión que se ha originado a partir del caso de Ubatuba, su continuación en otro foro, y una conversación que mantuve hace algunos años exactamente sobre este tema, merecen que le dedique un post.

 

En realidad, y aunque no se me ha entendido (no me extraña con lo mal que me explico) he sacado el tema de los erizos para llamaros la atención sobre una situación.

He tratado de que autodescubráis, a través de mis comentarios y comparaciones la cuestión que paso a exponer.

 

No le falta razón a Ganso cuando habla sobre la falsabilidad de las hipótesis, y ciertamente lo expone con gran criterio. Éste es un tema para nada baladí, sin embargo, hay un matiz muy importante que pasa por alto.

Veamos qué quiero decir.

 

Ciertamente en el mundo científico se considera muy importante que una hipótesis sea falsable, es decir, que se pueda organizar una prueba cuyo resultado negativo demostrara la falsedad de la hipótesis.

Si no se puede encontrar  esa prueba, la hipótesis pierde fuerza, por decirlo de alguna manera. Tiene cierto sentido lógico. Igual dentro de unos siglos a alguien se le ocurre un prueba para falsearla (contrastarla), y entonces la hipótesis volvería a su nivel inicial de credibilidad.

 

http://es.wikipedia.org/wiki/Falsabilidad

 

El problema aparece con todas las hipótesis de tipo existencial, como es el caso que nos ocupa: ¿Existen realmente las visitas de los extraterrestres?

Cualquier hipótesis de este tipo no es falsable, no porque hablemos de extraterrestres, si no porque hablamos de existencia.

 

Por eso, y de forma irónica para el que no lo haya notado, comparo el asunto con la existencia de los puercoespines. Es, para el caso, la misma problemática.

Ni yo, ni nadie puede crear un experimento cuya resultado negativo determina la falsedad de la hipótesis: ¿existen los erizos?

Ganso podrá traerme a mi casa cuantos ratones pintados con pelos quiera, yo nunca podré determinar como falsa la hipótesis de la existencia de los erizos, aunque sí pueda demostrar como falso el caso concreto de un supuesto-puercoespín, o de los 50 que me traiga (aunque esto se complica si no sé exactamente como son los puercoespines).

 

 

Mostrarse escéptico con una hipótesis existencial por no ser falsable es hacerlo con todas. No puede ser un peso en la balanza. Debemos atacar el problema desde otra óptica.

Usemos pues la lógica y las leyes de la probabilidad, y consideremos la pruebas circunstanciales, dado que las absolutamente determinantes no las vamos a tener. Porque existir es más que probable que existan, pero mientras éstas sean un riesgo para el poder económico, político y religioso establecido, no las tendremos.

Y es que, al igual que pasa con el capitalismo depredador y la huella ecológica, las cosas no van a cambiar hasta que no haya más remedio (y recemos para que entonces no sea tarde), porque los que tienen poder para cambiarlo son los últimos interesados.  Incluso la educación, en el sentido más amplio de la palabra (y sigo hablado de ambas temáticas), sigue estando absolutamente impregnada de falsas máximas, como que el mercado se corrige así mismo inteligentemente, o que los extraterrestres son una invención de locos desequilibrados.

Debemos luchar contra este tipo de ideas porque la creencia en la primera llevará inexorablemente a la extinción de los recursos,  y paralelamente a la creación de hambrunas, guerras y mayor desequilibrio entre ricos y pobres. Las consecuencias de la creencia de la segunda son más difíciles de prever, pero intuyo que dificulta enormemente nuestro progreso, y al evitar el cambio de conciencia que se produciría, impide una posible solución a la escasez de recursos, que como comentaba, nuestro actual ritmo de consumo y crecimiento poblacional nos llevará indefectiblemente en escasas décadas.

Read Full Post »


He oido algo de esta iniciativa de blogeros y la verdad es que quiero unirme a ella.

Recortar el I+D+i  es recortar el futuro, recortar las posibilidades futuras de expansión, de mejora, de procedimientos más inteligentes y optimizados, de productos innovadores y eficaces;  de sacar ventaja en el mercado mundial y en definitiva de progresar.

I+D+i es progreso, recortarlo pues, ya se sabe qué es.

Cualquiera que haya jugado a algún juego de estrategia-recursos, sabe con certeza que el que gana es el que invierte más en investigación, en innovación. Puede que coste un pequeño retraso a corto plazo comparado a los competidores, pero a medio-largo plazo la diferencia se hace cualitativa. No hay color.

Pensemos a mayor plazo, o estaremos abocados al fracaso.

 

Perdonad este off-topic, pero este blog también aboga por una mejor investigación de los casos OVNI, de hecho, es uno de sus principales ley-motiv.
NO Al RecorteI del Presupuesto I+D+I

Read Full Post »


He escogido este caso de Ubatuba, como tercero por varios motivos.
Primero y principalmente por ser muy poco conocido, incluso entre los asiduos lectores de fenómenos OVNI.
Segundo por tratarse de un “accidente OVNI”, para ahondar en el mensaje de que Roswell fue un caso, pero no el único en el que la supuesta nave alienígena acaba mal parada. Y además, en suelo no estadounidense (otro factor que los incansables y poco informados escépticos no paran de blandir: “sólo se dan casos en EEUU!”, nada más lejos de la realidad)
Tercero, y esto tiene pros y contras, los testigos originales no se han dado a conocer. En ningún momento han querido ser protagonistas, todo lo contrario no quieren tener nada que ver con el fenómeno. Esta situación elimina ciertos intereses personales que en algunos casos pueden dar explicación al fenómeno completo.

En cuarto lugar, fue un caso con pruebas físicas como veremos, aunque por supuesto espero que los excépticos pongan miles de trabas al respecto.
Por quinto y último lugar, se trata de un caso sencillo, en el sentido de que no hay mucho material, cosa que después del de Roswell será de agradecer.

Después de esta introducción, vayamos al grano:

Brasil, septiembre de 1957

http://maps.google.es/maps?hl=es&tab=wl

Al parecer varios informes indicaban que un supuesto platillo volante había sido divisado por un grupo de pescadores, cerca de la costa, y habían presenciado como estallaba en mil pedazos tras una brusca ascensión.
Los investigadores no pudieron localizar a estos pescadores, que hoy por hoy siguen indeterminados ya sea por decisión propia, o tras coacción del gobierno como apuntan algunos.

Pero lo interesante empieza a partir de ese momento.

El columnista del periódico O Globo, Ibrahim Sued recibe una carta que reza de aquesta guisa:

“Querido señor Ibrahim Sued:

Como fiel lector de su columna y admirador suyo, deseo comunicarle algo de gran interés para un hombre de prensa acerca de los discos voladores, si usted cree que son reales, por supuesto. Yo no creía nada de lo que se decía o se publicaba sobre ellos, pero hace unos pocos días me ví forzado a cambiar de idea.

Pescaba junto con unos amigos en un lugar cercano al pueblo de Ubatuba, Sao Paulo, cuando miré un disco volador que se acercaba a la playa a una velocidad increíble, de manera que un choque en el mar parecía inminente. En el último momento, sin embargo, cuando estaba a punto de chocar con las aguas, hizo un giro ascendente y se elevó con un fantástico impulso.

Nosotros seguimos el espectáculo con nuestros propios ojos, asombrados al ver que el disco explotaba en llamas. Se desintegró en miles de flamantes fragmentos que cayeron centelleando con magnífica brillantez. Parecían fuegos artificiales, a pesar de la hora del accidente, al mediodía. La mayor parte de los fragmentos, casi la mayoría, cayeron en el mar.

Pero un número de pequeños pedazos cayeron cerca de la playa y nosotros recogimos una gran cantidad de este material, tan liviano como el papel. Le adjunto una pequeña muestra…”

Junto con la carta anónima venían tres pequeños fragmentos de material muy livianos.

Esta noticia se publicaría el 14 de Septiembre.
A raíz de ella, el Doctor en Medicina Olavo Fontes se interesó por las muestras y se puso en contacto con el columnista Sued.
A primera vista parecía tratarse de algún tipo de metal oxidado tan liviano como el papel.
Una de las piezas presentaba en su superficie hendiduras longitudinales microscópicas, semejando la acción de varias fuerzas en ella al romperse.
Todas presentaban una capa blancuzca de material que se eliminaba con la uña.

Acordaron enviar uno de los fragmentos al Laboratorio de Producción Mineral de Brasil. Al frente de éste se encontraba el Doctor Feigl.

Los análisis preliminares confirmaron su naturaleza metálica, al aparecer el color azulado correspondiente, como reacción a los ácidos fosfomolíbdico y ácido hidroclórico.

A continuación se sometió a un análisis espectográfico, realizado por la doctora Luisa María A. Barbosa con un espectógrafo Hilger, donde se identificó el metal como magnesio de pureza cercana al 100%.

 

Lo inusitado del resultado llevó al Doctor Fontes a solicitar otro análisis. Un pedacito de la misma muestra pasó a Elson Texeira, analista espectroquímico de un laboratorio independiente. De nuevo los resultados determinaron que se trataba de magnesio de absoluta pureza, carente de los microelementos habituales en todo metal.

 

La Armada de Brasil también realizó otros análisis cuyos resultados nunca se dieron a conocer.

 

Adicionalmente se realizó a esta muestra una prueba de Rayos X por difracción, por parte del profesor Elysiario Tavora Filho, prueba que se usa para la identificación de aleaciones. Usó el estándar ASTM de pureza como referencia, y llegó a la conclusión que la muestra era más pura que el propio estándar.

 

Fontes determinó a la vista de las pruebas que se trataba de un pedazo de una aeronave no construida por el hombre.

Las muestras que no habían sido analizadas todavía fueron enviadas por el Doctor Fontes a EEUU, al Doctor Walter Walter, profesor de la Universidad de Arizona y antiguo ingeniero de Hughes Aircraft Corporation, y el Doctor Robert Johnson, gerente de la División de Cristalografía de Materials Research Corporation de New York.

Determinaron que estas muestras no eran tan puras como la primera, detectando trazos de estroncio, bario, calcio, y zinc. He aquí parte de los estudios finales:

“Las muestras de Ubatuba se aproximan a la monocristalinidad. Todos los investigadores concuerdan que las muestras son fundiciones. Si se trata de fundiciones y tienen granos tan grandes como para acercarse a la monocristalinidad, entonces estas muestras deben haber sido enfriadas muy lenta y cuidadosamente a partir del estado líquido. Este enfriamiento lento no es normal en lingotes comerciales de magnesio o fundiciones moldeadas. Los granos fundidos, orientados y extremadamente grandes, de la muestra de Ubatuba son raros y no pueden ser fácilmente obtenidos por muestreo estocástico del magnesio y de sus aleaciones”.

Diez años más tarde, en 1979 el Doctor Robert Ogilvie, profesor de metalurgia del Instituto Tecnológico de Massachusetts también hizo pública sus conclusiones:

“La muestra de Brasil tiene una composición que podría ser encontrada en metal soldado. Sin embargo, la estructura es verdaderamente inusitada. Sólo pudo haber sido formada por el calentamiento del magnesio muy cerca de su punto de fusión en el aire. Bastaría mantener la temperatura durante un minuto más o menos. Esto produciría una capa de óxido en la superficie externa del material, que es claramente visible, y además el oxigeno se difundiría por los perímetros de los granos produciendo un red de óxido. Por ello, es posible que la muestra de Brasil sea una pieza de metal soldado proveniente de la explosión de una nave o satélite que regresa a la Tierra”.

Para avivar la polémica, pongo un párrafo de un supuesto documento que fue distribuido en el Congreso Internacional de Medicina Espacial el 29 de Enero de 1976 por la CIA, con el título de “Información no evaluada”, y que claramente alude al suceso de Ubatuba:

“Los científicos de Estados Unidos creen que los campos magnéticos de baja intensidad no tienen serios efectos en los astronautas, pero los campos de alta intensidad, los campos magnéticos oscilantes y los campos electromagnéticos pueden tener o tienen efectos considerables. Hay una teoría de que estos campos están estrechamente asociados con la superconductividad a muy bajas temperaturas como las del espacio. Esto, a su vez, está relacionado con el sistema de propulsión de los Ovnis. Se dice que fragmentos de un posible Ovni, encontrados en Brasil, guardan relación con los superconductores y con la magnetohidrodinámica”.

 

 

 

http://www.actosdeamor.com/informe1.html

 

http://www.ovnis.com.mx/ovnis/el-fragmento-ovni-de-ubatuba/

 

http://www.mundoparanormal.com/docs/ovnis/basedatos_asur_50.html

 

http://mpfiles.com.ar/ovni/ubatuba.htm

Read Full Post »