Feeds:
Entradas
Comentarios

Posts Tagged ‘Heisenberg’


Pues serán maleducados, digo yo.

Bueno, bromas a parte, se me ocurren una ingente cantidad de motivos para no darse a conocer. Por ejemplo:

–         Por precaución, porque para saludar hay que bajar las barreras, hacerse visible, y por tanto atacable. Podrán tener, que lo tendrán, una tecnología muy superior, pero si son visibles, por miedo, por instinto de supervivencia, o porque este es un mundo de locos, siempre puedo atacar primero. Usando un símil, por mucho lanzacohetes que yo tenga, si bajo la guardia, siempre me pueden abrir la cabeza de una pedrada (estilo Rambo).

–         Por generalización del principio de incertidumbre de Heisenberg (¡jarrl! ¡meloxplique¡). Lo que quiero decir con esto es algo bastante sencillo y comprensible: si quiero observar una raza, un espécimen, o una civilización lo mejor es pasar absoluta y totalmente desapercibido. No podemos interactuar con lo que queremos observar, porque estaremos influyendo en el resultado, y las conclusiones que saquemos serán falsas.

–         Por política anti-intervencionista (mi preferida). Igual tienen la suficiente experiencia para “ser considerados” con la madre naturaleza y dejar que las civilizaciones evolucionen solas.

–         Por interés propio. ¿Qué gano si en una partida en la que voy con ventaja enseño mis cartas? Nada. Sólo puedo perder.

–         …

 

Lo que no cabe en mi imaginación es lo que plantea el tan sobado argumento.

No sé, se me hace ridículo un diálogo como el siguiente:

–         ¡Hola que tal! Soy el ET Manolito, y vengo en son de paz del Planeta Centurión

–         ¡Ah! ¡Qué bien! Pues igual me podrías ayudar con tu tecnología a acabar con el hambre en el mundo, a conseguir un sistema sostenible, y a evitar la extinción humana.

–         ¡Buf! Es que me pilla mal de tiempo y tal. Yo solo estaba de paso… Además podríais hacer un mal uso de la tecnología e incluso atacar a mi propia gente en un futuro. Ya sabes, una civilización que se matan unos a otros como los vuestros…

–         ¡Claro, claro! No hay problema, otra vez será. Pero vamos, sin resentimientos, amigos ¿eh?. Cuando me necesites cuenta conmigo y con los míos, si todavía subsistimos. Pelillos a la mar.

 

No sé que pensareis vosotros, pero a mí no me acaba de convencer.

Anuncios

Read Full Post »