Feeds:
Entradas
Comentarios

Posts Tagged ‘Renato Nicolai’


“La isla volante o flotante es exactamente circular; su diámetro, de 7.837 yardas, esto es, unas cuatro millas y media, y contiene, por lo tanto, diez mil acres. Su grueso es de 300 yardas. El piso o superficie inferior que se presenta a quienes la ven desde abajo es una plancha regular, lisa, de diamante, que tiene hasta unas 200 yardas de altura.”

Curioso, una isla exactamente circular que visto desde abajo presenta una plancha lisa de diamante, que como veremos más abajo refleja los rayos del sol en el mar.

La forma circular y lisa de la base es la forma más común de OVNIs divisados por testigos.

En cuanto a lo poco que sabemos de la composición de las naves, se barajan 2 aleaciones como las más usadas:

1)      A base de carbono,  como el diamante con su fuerte enlace covalente que le confiere una dureza extrema y una gran conductividad térmica (900–2320 W/(m·K)), así como la amplia banda prohibida (aislante electromagnético) y alta dispersión óptica.

2)      A base de magnesio puro, cuyas similitudes con el carbono no son pocas:  doble número atómico y doble masa atómica. Recordemos nuestro caso Renato Nicolai.

¿Otras 2 coincidencias? Puede ser, pero ya se están acumulando.

Pero sigamos.

“Yo no me daba cuenta lo más mínimo del movimiento progresivo de la isla en el aire.”

 

Parece indicar un dominio de la inercia, que como ya adelanté en el artículo del gravitón contra la hormiga atómica,  y como parece probar gran número de avistamientos. Es un problema a resolver (resueltos aparentemente por los OVNIs) ante los viajes interplanetarios.

“con las paredes trazadas de modo que no se puede encontrar un ángulo recto en una habitación”

¿Quizás para ser invisibles al radar?

¿Y qué me dicen de la denominación que le da a la isla: “Laputa”? Swift parecía dominar varios idiomas y sin duda sabría lo que significa en su acepción en Castellano. ¿Guardaba reminiscencias negativas hacia la isla? Pero veamos que explicaciones etimológicas sobre esta palabra en el idioma propio de la isla:

“Me arriesgué a ofrecer a los eruditos de allá la suposición propia de que laputa era quasi lapouted: de lap, que significa realmente el jugueteo de los rayos del sol en el mar, y outed, ala. Lo cual, sin embargo, no quiero imponer, sino, simplemente, someterlo al juicioso lector.”

 

Un ala que refleja los rayos del sol. ¿No suena esto a nave voladora de metal reluciente?

Laputa. Los viajes de Gulliver

Representación de Laputa en los viajes de Gulliver. Fuente: Wikimedia Commons

“Pero la mayor rareza, de la cual depende la suerte de la isla, es un imán de tamaño prodigioso, parecido en la forma a una lanzadera de tejedor. Tiene de longitud seis yardas, y por la parte más gruesa, lo menos tres yardas más en redondo. Este imán está sostenido por un fortísimo eje de diamante que pasa por su centro, sobre el cual juega, y está tan exactamente equilibrado, que la mano más débil puede volverlo. Está rodeado de un cilindro hueco de diamante de cuatro pies de concavidad y otros tantos de espesor en las paredes, y que forma una circunferencia de doce yardas de diámetro, colocada horizontalmente y apoyada en ocho pies, asimismo de diamante, de seis yardas de alto cada uno. En la parte interna de este aro, y en medio de ella, hay una muesca de doce pulgadas de profundidad, donde los extremos del eje encajan y giran cuando es preciso.”

¿Apunta aquí Swift a una fuerza electromagnética? ¿Acaso se refiere a un campo antigravitatorio? Nótese que las lanzaderas de tejedor tienen movimientos muy rápidos, siendo en la literatura sinónimo de “instantáneo”.

“Por medio de este imán se hace a la isla bajar y subir y andar de un lado a otro. En relación con la extensión de tierra que el monarca domina, la piedra está dotada por uno de los lados de fuerza atractiva, y de fuerza repulsiva por el otro. Poniendo el imán derecho por el extremo atrayente hacia la tierra, la isla desciende; pero cuando se dirige hacia abajo el extremo repelente, la isla sube en sentido vertical. Cuando la piedra está en posición oblicua, el movimiento de la isla es igualmente oblicuo, pues en este imán las fuerzas actúan siempre en líneas paralelas a su dirección.”

Esto me recuerda mucho al caso de Renato Nicolai, cuando antes de salir disparado el OVNI, se gira oblicuamente.

“Cuando se coloca la piedra paralela a la línea del horizonte, la isla queda quieta; pues en tal caso los dos extremos del imán, a igual distancia de la tierra, con la misma fuerza, el uno tirando hacia abajo, y el otro empujando hacia arriba, de lo que no puede resultar movimiento ninguno.”

Quieto y en suspensión. ¿No es este el estado más generalizado de los avistamientos OVNIs?

Pero he dejado para el final lo mejor. La descripción de cómo se mueve la isla visto desde fuera:

“Por medio de este movimiento oblicuo se dirige la isla a las diferentes partes de los dominios de Su Majestad. Para explicar esta forma de su marcha, supongamos que A B representa una línea trazada a través de los dominios de Balnibarbi; c d, el imán, con su extremo repelente d y su extremo atrayente c, y C, la isla. Dejando la piedra en la posición c d, con el extremo repelente hacia abajo, la isla se elevará oblicuamente hacia D. Si al llegar a D se vuelve la piedra sobre su eje, hasta que el extremo atrayente se dirija a E, la isla marchará oblicuamente hacia E, donde, si la piedra se hiciese girar una vez más sobre su eje, hasta colocarla en la dirección E F, con la punta repelente hacia abajo, la isla subirá oblicuamente hacia F, desde donde, dirigiendo hacia G el extremo atrayente, la isla iría a G, y de G a H, volviendo la piedra de modo que su extremo repelente apuntará hacia abajo. Así, cambiando de posición la piedra siempre que es menester, se hace a la isla subir y bajar alternativamente, y por medio de estos ascensos y descensos alternados -la oblicuidad no es considerable- se traslada de un lado a otro de los dominios.”

 ¿No describe esto el típico desplazamiento observado por los testigos con giros en ángulo recto?

Lo curioso es que este último dato no lo he visto reflejado en ninguna web, revista, o entrevista radiofónica. Probablemente sea debido a que se trata de un párrafo que no se entiende bien, pero sin duda describe un movimiento en zig-zag, movimiento al que no estamos acostumbrados los humanos, que siempre pensamos en las líneas rectas, para desplazarnos por el camino más corto. Y si no es posible usamos las curvas. Pero nunca un movimiento en zig-zag, que sin embargo si es descrito, como decía arriba, por numerosos testigos OVNI.

En fin, seguro que  más de uno a estas alturas pensará que tengo un exceso de imaginación (aquellos que definitivamente no me hayan tachado ya con un “se le ha ido la pinza”), pero la verdad es que todas estas “coincidencias” me hacen dudar de otras posibles explicaciones, reforzando la tesis OVNI.

Teorías, algunas apuntadas ya por lectores, como:

–          Era información que se conocía pero no públicamente (¿y entonces todas las referencias a la nave?)

–          Pura casualidad (demasiadas diría yo)

–          Precognición (no sólo los datos sobre los satélites, si no además todo lo relacionado con las naves extraterrestres)

–          Serendipia http://rodrigorojo.bligoo.com/content/view/194458/Serendipia-o-descubrimientos-de-Chiripa.html (básicamente choca con los mismos problemas que la opción de pura casualidad, no siendo además una explicación total en sí misma)

Para mí son menos probables.

Juzguen ustedes, pero intenten no tener ideas preconcebidas.

Portada de Los viajes de Gulliver. Fuente: Wikipedia Commons

Anuncios

Read Full Post »


8 de enero de 1981, 17:00 horas. Trans-en-Provence, Francia.

 

Mientras un agricultor (realmente contratista retirado) llamado Renato Nicolai estaba trabajando detrás de su casa le llamó la atención un extraño y suave zumbido.

Se volvió en la dirección del sonido y vio un objeto metálico en el aire a la altura de un gran pino al límite de su propiedad, bajando, con movimiento continuo y rápido hasta que aterrizó en el suelo.

Tras unos segundos de observación Nicolai se dirigió a una nueva posición, llegando a unos 30 metros de donde había aterrizado el OVNI.

Repentinamente se elevó, aproximadamente por la misma trayectoria de bajada, se inclinó y desapareció alejándose en el cielo a gran velocidad. El testigo no percibió en ningún momento ninguna llama o humo en torno al artefacto.

 

Tenía la forma de 2 platos desiguales, uno cerrando el otro, con una cornisa plana (canto, alerón, cresta) alrededor de toda su circunferencia, de unos 15 cm. Era de color plomizo. Mediría unos 2,5 metros de diámetro por unos 1.7 de alto. Al elevarse pudo apreciar, aunque brevemente, la zona inferior de la nave, que poseía 4 accesorios del tamaño de  baldes de albañilería.

 

 

¿Qué tiene de especial este caso, si además sólo hubo un testigo?

 

En realidad es considerado uno de los casos OVNI mejor estudiados de la historia, debido a que en su aterrizaje dejó huellas que se han estudiado concienzudamente. Ha sido estudiado in situ por varios investigadores civiles y por el CNES (Centro Nacional de Estudios Espaciales) equivalente galo a la NASA estadounidense. Forma parte del estudio “Panel Sturrock” que ya ha salido en algún enlace que he comentado.

En el terreno quedó una huella en forma de corona circular de unos 3 metros de diámetro.

La Gendarmería de Draguignan tomó muestras del terreno que fueron enviadas al CNES.

Pero sigamos con el orden de los acontecimientos.

Cuando desapareció el Objeto Volante, se acercó al sitio exacto donde lo vio posarse, y allí, en el suelo, había dejado una serie de marcas claramente visibles.

Cuando llegó esa misma tarde la mujer de Nicolai, éste le contó lo sucedido.

A la mañana siguiente fueron a comprobar las huellas que el OVNI había dejado, y entonces la mujer se percató de la seriedad del asunto. Llamaron a unos vecinos para pedir consejo, y acabaron llamando a la Gendarmería.

A las 11:30 de esa mañana se presentó un oficial, quien procedió a tomar testimonio, fotografías y recoger pruebas del suelo (superficial  y profundo) siguiendo el procedimiento policial.

La Gendarmería describió las huellas de esta forma:

“Observamos la presencia de dos círculos concéntricos, el primero  de 2,20 m de diámetro, el segundo, 2,40 m de diámetro. Estos dos círculos dejan una corona de 10 cm de ancho. En esta corona son visibles dos partes diametralmente opuestas, de unos 80 cm de largo. . .
que presentan estrías negras similares a las trazas de abrasión.“

 

Días después esas muestras fueron enviadas al GEPAN (Grupo para el Estudio de Fenómenos Aeroespaciales No Identificados), mientras las muestras vegetales fueron enviadas al laboratorio del Instituto Nacional para la Investigación Agrónoma (INRA).

El 23 de Enero, la Gendarmería recogería nuevas muestras de vegetales.

El 17 de Febrero el GEPAN recoge in situ una serie completa de muestras vegetales. Aún permanecían las huellas.

 

Las diferentes muestras fueron catalogadas y analizadas por distintos laboratorios entre ellos:

–          CNES. Análisis microscópico y visual.

Muestra que esta tierra ha estado expuesta a un efecto de roce que ha dado lugar a la abrasión de algunos granos de silicio. En un punto se comprueba que el suelo se ha quebrado posiblemente  debido a una combinación de la acción mecánica y térmica. También muestra una zona más oscura que podría corresponder a material extraño, o incluso a una transformación de la material de la superficie.

 

–          Laboratorio SNEAP. Análisis físico-químico.

Se analizaron las muestras oscuras. El análisis reveló que la muestra contenía ninguno de los compuestos orgánicos que son característicos de los motores de combustión utilizando hidrocarburos. Se determinó la presencia de hierro u óxido de hierro, no acompañado, como pasa comúnmente en el acero de cromo, níquel o manganeso.

–          Universidad de Paul Sabatier de Toulouse. Estudios de difracción electrónica.

Se encontró monocristales de (CaO2, 8H2O), cosa que no ocurrió en la muestra de contraste. Se realizaron intentos infructuosos de reproducir esta cristalización calentando la otra muestra a 1.000 grados durante 2 horas.

 

–          Laboratorio de análisis LAMMA en la Universidad de Metz. Espectrometría de masa por bombardeo de iones.

El análisis de iones negativos, reveló en las partículas oscuras (100 micrones) la presencia de C2H2O.
También encontraron los iones de 63 y 79 que son típicas de fosfato de hierro.
Los espectros negativos así obtenidos eran análogas a las de algunos polímeros o residuos petroquímicos.
El análisis de iones positivos mostró que las partículas negras diferían de la de tierra que rodea a través de la falta de aluminio. Los elementos de sodio, magnesio y titanio estaban presentes sólo en cantidades muy pequeñas. El componente dominante era de calcio. Otros fragmentos  confirmaron la existencia de una matriz de polímeros basada en el carbono.

Se deriva de estos análisis que las partículas oscuras parecen ser residuos de combustión.

 

–          Laboratorio de Análisis Físicos (LDP). Espectrometría de masas por chispa.

En este caso se detectaron pocas diferencias entre las 2 muestras. Los únicos elementos detectables fueron zinc y fosfato. Su hipótesis: rozamiento de pintura negra basada en “Carbon black”

http://en.wikipedia.org/wiki/Carbon_black

 

–          Laboratorio de Bioquímica del Instituto Nacional de Investigación Agrómona, organismo de la Universidad de Avignon (Bounias, 1990). Análisis bioquímicos.

Se determinan múltiples efectos sobre la fotosíntesis, los lípidos, azúcares y aminoácidos en las plantas que se encuentran en el sitio. En la mayoría de los casos, estas diferencias son expuestas gráficamente como las funciones logarítmicas o bilogarítmicas de la distancia, medida desde el centro de la huella.

 

 

 

En resumen: “un fenómeno físico ha incidido directamente en el medioambiente del lugar, provocando abrasiones, impactos térmicos y efectos inexplicables en las plantas”

 

 

 

 

Detallado resumen del estudio completo publicado en “Journal of Scientific Exploration”:

 http://www.scientificexploration.org/journal/jse_04_1_velasco.pdf

Read Full Post »