Feeds:
Entradas
Comentarios

Posts Tagged ‘exoplanetas’


Arbol de Navidad

Árbol de Navidad. Fuente: Wikipedia Commons

Feliz Navidad a todos los lectores del blog.

Esta es una época para disfrutar en familia, para compartir momentos especiales y charlas profundas sobre agujeros negros, la naturaleza de la materia, planetas extrasolares o visitantes extraterrestres.

Es una época de felicitaciones y buenos deseos al prójimo.

Y como muestra de esto último aquí tenéis un árbol de navidad, por su puesto con todas las luces encendidas a la vez, puesto que ya sabéis que creo que la teoría del árbol de navidad no es cierta en su globalidad y crea confusión, y las luces apagándose y encendiéndose en distintos lugares a la vez representan esas civilizaciones que nacen y se extinguen sin posibilidad de conocerse.

Las luces siempre encendidas simbolizan mi idea de civilización inmortal, ampliamente discutida a lo largo de todo el blog.

Y como todo buen árbol de navidad, viene con un regalo:

Para que reflexionemos lo antinatural que parece pensar que estamos solos.

Read Full Post »


No aspiro a que esta fórmula sustituya a la de Drake, ni mucho menos, pero voy a atreverme a realizar un ensayo con mi propia aproximación, teniendo en cuenta factores no considerados hasta el momento, y tratando de ser un poco más precisos, especialmente en lo que se quiere medir.

Desde luego, inevitablemente, va a quedar un poco más compleja, pero mi intención es dar un paso hacia delante, ser más precisos, tanto en las medidas en sí como en la definición de lo que se pretende estimar.

En el fondo de esta aproximación subyace la idea, que ya he comentado con anterioridad, de que el fin de toda civilización es eternizarse, igual que el fin de la vida es subsistir.

Usando la lógica de Darwin sobre el origen de las especies, sólo los verdaderamente preparados subsistirán. El resto perecerá en el intento. Esto mismo ocurrirá a las civilizaciones extraterrestres.

Antes de nada, y para que no ocurra lo mismo que con la fórmula de Drake, debemos concretar con precisión qué pretendemos medir. En lugar de estimar demografías generales voy a ser más arriesgado. Me voy a centrar en el motivo de este blog.

La ecuación tratará de calcular el número de civilizaciones extraterrestres que nos han visitado a lo largo de nuestra historia.

Los escépticos ya habrán dejado de leer, para el resto, aquí va mi sistema.

Como la fórmula es complicada, comenzaré exponiendo una versión resumida, para luego ir profundizando en los distintos factores. Necesitaré justificar muchos de mis razonamientos, por lo que puede que me lleve más de un post desarrollar mi exposición.

Pero vayamos al grano, que parezco un comercial de un concesionario de coches.

Ecuación de Chelu, forma resumida:

 

Visitantes= Visitantes velocidad luz + Visitantes atajo supercuerdas

 

¿¡Mande!?

Bueno, vayamos despacio Don Ignacio.

Siguiendo una lógica parecida a la del astrofísico ruso Nicolai Kardashev (y aunque algún que otro argumento que he utilizado a lo largo de mis exposiciones se pueda interpretar en contra de esta suposición), partiremos de una suposición, de una facilidad lógica para separar, clasificar y simplificar la posible casuística.

Vamos a distinguir entre los visitantes cuya tecnología les permita viajar a velocidades cercanas a la luz (que no a la velocidad luz), y visitantes cuyo nivel tecnológico les permita aprovechar la multidimensionalidad propuesta por la teoría de las supercuerdas, o los agujeros de gusano que “permite” la teoría de la relatividad general, o bien cualquier otra facilidad de la física que aún no podemos si quiera sospechar.

Esta separación de estos 2 sumandos hace referencia no sólo a la tecnología que tengan disponible, si no también, y consecuentemente, a la distancia a considerar.

En el primer caso, y como suponemos que la velocidad luz no se puede alcanzar, y la mayoría querrá volver a su planeta origen en un plazo de tiempo razonable (y aquí me refiero en tiempo para el observador, no para el viajero, que sería mucho más corto), voy a restringir los cálculos a una pequeña porción de la vía láctea.

En el segundo sumando me referiré a todo el universo conocido, pero tranquilos ya llegaremos a eso, no nos pongamos nerviosos.

 

 

Visitantes velocidad luz=[((Número de Sistemas Estelares en Radio Razonable  x (Planetas en Ecosfera + Factor Satélite Viable x Satélites en Ecosfera) x Planetas con Posibilidades Vida x Planetas donde Surja la Vida x Planetas donde la Vida Puede ser Inteligente x Planetas donde llegue a aparecer la Inteligencia x Planetas con Vida Consciente x Planetas con Tecnología) -1) x  Tecnología Viaje Sub-Luz x Factor Extinción] x Factor Expansión x Visita Realizada.

 

Si queremos impresionar, o simplemente por reducir el espacio, podemos usar la siguiente nomenclatura para la fórmula:

Vvl=[((Nserr  x (Pe + Fsv x Se) x Ppv x Psv x Pvpi x Pvi x Pvc x Pt) -1) x Tvl x Fext] x Fexp x Vr

 

Decididamente infumable.

Vayamos explicando y simplificando en lo posible.

 

Vvl= Visitantes velocidad luz, es decir, el número de civilizaciones extraterrestres que han visitado la Tierra viajando a velocidades sub-luz. Se trata del primer sumando de la fórmula general, y, de momento, el valor más importante que queremos estimar.

 

Nserr= Número de Sistemas Estelares en Radio Razonable.

Este es el primer parámetro del que vamos a hablar en profundidad. Como en Vvl sólo consideramos viajes sub-luz, sin ningún tipo de “atajo”, tenemos que restringirnos a una zona del espacio que esté razonablemente cerca.

¿Y qué es “razonablemente cerca”? Bueno, hemos visto que el tiempo es relativo, y que, a medida que nos acercamos a la velocidad luz, el tiempo se dilata más ostensiblemente. Una vez resuelto el problema de una fuente de energía suficientemente grande, nada impide seguir acelerando y acelerando hasta aproximarse muchísimo a la velocidad de la luz. En el post anterior hemos hablado del 50%, del 99%, del 99,9% (en el comentario),…No obstante habría que poner un límite físico razonable en las consideraciones. Por supuesto no todos los viajes sub-luz se acometerán a las mismas velocidades, pero ciertamente se deberán alcanzar velocidades muy cercanas a la luz.

Voy a ser conservador y estimar una velocidad del 90% de la de la luz, lo que dividiría el tiempo total necesario para alcanzar el objetivo por 2.

Es decir, una distancia de 50 años luz se podría acometer en 25 años, para el viajero.

Esto va a definir el Radio Razonable a considerar: 50 años luz, que podrían cruzarse en 25 años para el viajero yendo al 90% de c. En mi opinión me quedo corto, pero vamos a ser prudentes.

Dentro del radio de 50 años luz de nosotros hay algo más de 1.800 estrellas, 1.300 de las cuales se consideran sistemas estelares. Este será nuestro número de partida.

Nserr=1.300 sistemas estelares.

Llegado este punto tengo que mostrar mi desacuerdo a que los sistemas multiestelares no puedan contener planetas. En los cálculos relativos a la fórmula de Drake, siempre se desestiman todos los sistemas multiestelares porque se cree que no puedan tener planetas con condiciones de vida suficientemente estables. Yo creo que, aunque la probabilidad de encontrar planetas habitables sea sensiblemente menor, seguro que se dan casos de vida en sistemas más complejos que el nuestro, con 2 o 3 estrellas, como Sirio, de la que hablaremos en un futuro post.

Pero en nuestro caso no los voy a considerar, para simplificar.

 

Los siguientes 3 factores están muy unidos y los veremos juntos:

(Planetas en Ecosfera + Factor Satélite Viable x Satélites en Ecosfera)

Bien.

El primer parámetro se trata del mismo manejado en la fórmula de Drake, es decir, aquellos planetas que se encuentran a una distancia, ni demasiado cerca ni demasiado lejos de su estrella para poder tener vida.

Como ya dije, mi idea es afinar más. Así que, aunque siga pensando que los valores que estime son conservadores, lo cierto es que no lo serán tanto, para eso detallo más los factores. Por tanto voy a estimar este valor en 2.5, simulando lo mejor posible la situación que se da en nuestro sistema solar.

Los otros 2 parámetros vienen a recuperar los grandes olvidados cuando se hacen este tipo de cálculos: los satélites.

Los satélites también pueden contener vida, y son más numerosos que los planetas.

De hecho los científicos aún no han descartado encontrar rastros de vida en Titán (del cual se dice que es un gemelo de la tierra en sus inicios: http://www.elmundo.es/elmundo/2009/08/06/ciencia/1249569527.html), Europa o Ganímedes.

Como valor para Satélites en Ecosfera he estimado 4. Aunque en nuestro Sistema solar solo tengamos 3, entre la Tierra y Marte,

1)      la media de satélites por planeta es muy superior, en torno a 15.

2)      Hay satélites fuera de los planetas que consideramos en la ecosfera con posibilidades de vida

3)      Consideramos una media de 2.5 planetas en la ecosfera, lo cual nos lleva a una media, considerando sólo la media entre Tierra y Marte de 3.75.

 

En fin 4 parece un buen número, conservador pero bueno.

En cuanto al Factor satélite viable, voy a dividir por 10, es decir un satélite en las mismas condiciones, tendrá diez veces menos posibilidades que un planeta.

De esta forma, podríamos reducir esta parte de la fórmula en un solo factor, cuyo valor estimado sería 2.9 (2.5 + 4 * 0.1=2.9), y le podríamos llamar Cuerpo Celeste en Ecosfera (Cce)

Read Full Post »