Feeds:
Entradas
Comentarios

Posts Tagged ‘Roswell’


Pero mi post anterior no era si no el preludio necesario para introducir la teoría política de la desinformación. Hay pocas pruebas, y es un fenómeno sobre el que no podemos experimentar, luego es tremendamente fácil orquestar todo un armazón de mentiras rumores, medias verdades y secretismos sobre el fenómeno, siempre y cuando haya intereses en ello.

Y a eso vamos. Remontémonos al caso Roswell, pues fue a partir de él cuando todo este tejido empezó a tomar forma. A raíz de este caso  Estados Unidos comenzó a practicar una política de secreto entre los secretos y desinformación a “tutiplén”. El senador Barry Goldwater ya comentó la existencia de carpetas OVNIS clasificadas más allá de lo “ultrasecreto”.

Pero ¿dónde está el motivo? ¿Qué intereses oculta esa capa de ocultación y mentiras, cual maquillaje indecente de mujer de la vida?

Pues esta pregunta tiene distintas respuestas, algunas interrelacionadas. La primera y más obvia (ya noto estrellarse en mi cara los tomates de los escépticos, esto es, de las víctimas desamparadas de todo este plan desinformador) es la siguiente:

–          EEUU necesita conservar a cualquier precio la superioridad tecnológica y militar frente al resto de los países, que desde su cúspide de la “libertad” (yo aquí me parto) siempre considera posibles potencias enemigas. Y este pensamiento es hasta comprensible y justificado, al menos para la actual situación de disgregación e insolidaridad de nuestro planeta.

Pero como ya dije, no tiene respuesta única y existen otros motivos más o menos racionales y comprensibles, generalmente parapetados detrás de la excusa de la seguridad nacional:

–          Evitar el pánico entre la población. Fue en este país donde en 1938 Orson Welles  realizó el experimento radiofónico de “La Guerra de los Mundos”, con caóticas consecuencias.

La guerra de los Mundos

–          Soslayar los inevitables movimientos pseudoreligiosos que surgirían defendiendo y atacando a los “visitantes”. No voy a ahondar en este motivo tan trillado en el mundo cinematográfico.

–          Impedir el descontento generalizado y justificado que se generaría ante el reconocimiento de la existencia de una potencia “extranjera” ante la cual el estado no puede defender a sus ciudadanos. ¿Para qué pagamos impuestos entonces?

–          Muy relacionado con el anterior, evitar el ridículo de reconocer un fenómeno sobre el que no pueden proveer explicaciones convincentes y precisas.

Y como consecuencia de mantener en el tiempo esta aptitud:

–          No reconocer acusaciones de mentiras, ocultaciones, maniobras de desinformación y montajes ilegales de diversas agencias de gobierno.

Sólo esto último causaría inexorablemente la caída del gobierno reinante, y por tanto, ningún gobierno lo reconocerá, ni siquiera el esperado gobierno de Obama.

Son muchas mentiras y muchas implicaciones, y cada vez son más, y costaría más admitir la verdad.

Por supuesto, para el público general sólo quedan pruebas indirectas y circunstanciales, como:

– la ordenanza militar AFR (Regulación Fuerza Aérea) 200-2, prohibiendo al público la divulgación de información relacionada a observaciones de OVNIS

la ordenanza militar JANAP-146 (Publicación Conjunta Ejercito, Armada, Fuerza Aérea),  que establece penas de 10 años de prisión y 10 mil dólares de multa para los que realicen divulgaciones no autorizadas de una observación OVNI. Aplicable a los militares pero también a los pilotos de líneas aéreas civiles y a los capitanes de la marina mercante.

 

No hay lugar a dudas, el gobierno de los Estados Unidos ha usado la desinformación tanto reductora como amplificadora, desde el caso Roswell.

La reductora la podemos apreciar en testimonios recortados, expedientes perdidos, registros borrados, amenazas ante la divulgación de datos, …

El astrónomo Hynek, asesor de la Fuerza Aérea Norteamericana de 1948 a 1966, reconoció haber ayudado a ridiculizar numerosos casos dándoles interpretaciones astronómicas no justificadas.

CIA Escudo

El comité Robertson de la CIA, comenzó a funcionar en 1953 y decretó que los profesionales de los medios de comunicación tenían que ridiculizar los temas que trataban la presencia extraterrestre, bajo la amenaza de despido fulminante. En concreto en su Informe Durant recomendaba ridiculizar “el fenómeno de los platillos voladores” y la posibilidad de la vida extraterrestre por motivos de seguridad nacional. Un ejemplo de ello es la tremenda influencia negativa que supuso para el Proyecto Libro Azul:

http://es.wikipedia.org/wiki/Proyecto_Libro_Azul

(muy interesante para los escépticos y estadísticos el Informe especial nº 14 del Proyecto Libro Azul)

 

En cuanto a la desinformación amplificadora, el caso más claro es el de la supuesta autopsia a un extraterrestre de Roswell, como ya comentamos en el estudio del caso. Pero podemos mencionar también a los pretendidos contactos de Adamski con un Venusino en 1952. O el supuesto ufólogo Bennewicz.

Estas técnicas permiten adicionalmente desacreditar a ufólogos crédulos.

“La desinformación reductora es eficaz sobre aquellos que no desean admitir la posibilidad de la hipótesis extraterrestre. La desinformación amplificadora está dirigida a los otros.“

A veces se usan ambas a la vez, como es el caso del libro del “ufólogo” Karl Pflock “Roswell en Perspectiva” ex integrante de la CIA y del Departamento de Defensa, donde a través de recortar testimonios e informaciones, comentado que la mayoría de los restos encontrados pertenecían a un globo,  y haciendo un eficaz uso de la sutileza, llegar a plantear nuevas alternativas al suceso.

 

Demasiado gasto económico, diría yo, para un fenómeno inexistente.

Seguro que algún lector habrá caído en la cuenta de que la mayoría de las motivaciones, y pruebas de las desinformaciones sólo aplican a EEUU.

Sin embargo, no se debe olvidar la tremenda influencia que, desde los años 50, EEUU ejerce sobre el resto de países. Influencia mediática (cine, tele, radio, noticias, periódicos, documentales divulgativos, …), política, económica y prácticamente en todos los órdenes de la sociedad. Pensemos en Halloween, Papa Noel, el árbol de Navidad, la Coca-cola, el consumismo extremo, …

De cualquier forma los gobiernos tienen mucho miedo a hacer el ridículo (aunque sólo sea mediático) en el panorama internacional. Por otro lado no ganaría nada creando una sensación de inseguridad en la población, y dando crédito a acontecimientos que no pueden explicar.

No obstante, hay naciones como Bélgica, China, Francia, y más recientemente Canadá y Rusia, cuya política empieza a ser distinta.

Uno de mis escépticos e inteligentes lectores quería tener ejemplos (para contrastar la posibilidad que le comentaba) de desinformaciones orquestadas a alto nivel, a ser posible internacionalmente. Para mí, la principal prueba a este respecto es el miedo científico a reconocer en público que se pueden cruzar enormes distancias interestelares en pequeñas cantidades de tiempo. ¿Habéis visto alguna vez algún científico, algún documental, algún coloquio que haya siquiera insinuado esta realidad tácita de la relatividad especial? Yo desde luego no.

Pero por supuesto hay muchos ejemplos más. He aquí algunas de las mentiras montadas políticamente para ocultar otra realidad:

a)      Consideradas públicamente descubiertas

  1. El Cambio climático. Aún hoy existen muchas personas que no reconocen esta realidad. No quieren reconocer el efecto nocivo del hombre en el clima, porque no les interesa. Aún cuando nos jugamos el futuro de nuestros hijos y nietos.
  2. El Watergate. Menudo escándalo fue en su momento. Quizá sólo afectó a los norteamericanos, pero es de este país del que ha surgido la desinformación OVNI también.
  3. Las armas de destrucción masiva de Hassan Husein. Otra gran mentira orquestada en ese país cuna de las mayores campañas desinformativas. Y esta vez (de nuevo) arrastró a muchos países en su mentira.
  4. Lo malo que es el aceite de oliva.
  5. Lo bueno que es la leche de vaca.
  6. Que el hombre nunca ha pisado la luna (os parecerá mentira, pero aún me siguen preguntando por eso).
  7. Madoff
  8. El corralito argentino, o mejor dicho, lo que lo produjo.

b)      Aún no desveladas

  1. El asesinato de Kennedy
  2. La autorregulación del libre mercado sin límites, cuando nos estamos quedando sin recursos
  3. La verdadera virulencia de la gripe A

Y estas son sólo algunas, y en realidad me considero un neófito en el entorno de la política. Seguro que pensando un poco el aguzado lector encontrará muchos otros ejemplos.

Porque realmente creo que aquí nos estamos jugando algo muy importante. Algo mucho más importante que la supremacía tecnológica y militar de una nación. Estamos hablando de la supervivencia de la especie humana misma.

Debemos conseguir esa condición de “civilización inmortal” a la que ya me he referido en anteriores ocasiones. Y debemos hacerlo antes de que produzca alguno de los motivos de apuntaba como posible extinciones en: https://cheluman.wordpress.com/2009/08/14/la-ecuacion-de-cheluman-ii/

Esto puede y debe ser una carrera, cuya meta es la inmortalidad de la civilización, y debemos emplear todas las energías y recursos que podamos en ella, incluyendo la muy importante y a la vez desaprovechada ventaja de contar con restos de tecnología alienígena.

Unos cuantos científicos, contados con los dedos de las manos, con visiones muy parciales de las cosas, y con absoluta prohibición de revelar ningún tipo de detalle a la “comunidad científica”, poco pueden hacer comparado con la total compartición de información y acceso a recursos que debería realizarse con este tipo de material.

Y ya no hablo sólo de materiales, si no de finalidades, objetivos, motivaciones, …

Puede que este “detalle” nos haga perder la batalla, y como suele pasar en entornos económicos, el egoísmo de unos pocos haga sufrir a todos.

La web 2.0, como filosofía, parece un gran avance en este sentido, pero  aún no ha calado lo suficiente en ciertos países, en determinados estamentos, en algunos individuos. Puede que estos individuos nos estén condenando a la extinción como especie.  

Presionemos entre todos para que haya absoluta transparencia en estos temas, en todos los países, en todos los lugares, entre todos los individuos, entre “todos aquellos que no ponen en duda lo que aparece en las noticias”.

Anuncios

Read Full Post »


Algunos excépticos, simplemente no se creen el incidente Roswell por ser el único caso en que una nave extraterrestre se estrella contra la tierra, y se recuperan cuerpos extraterrestres.

Nada más lejos de la realidad.

Ha habido más casos, sólo que a partir de Roswell la información se controlaba desde el principio, y los protocolos de ocultación y desinformación ya estaban más estudiados y probados.

Como ejemplos, podemos ver estos videos, que además del caso de Roswell, comentan otros cuerpos extraterrestres recuperados.

El siguiente caso también tratará de un accidente de un OVNI.

Read Full Post »


No, eso no es todo.

Hay muchas pruebas de que las Fuerzas Aéreas Estadounidenses solicitaron, a la funeraria de Roswell, 4 ataúdes de tamaño niño de madera de pino, herméticamente cerrados, así como instrucciones para mantener cuerpos muertos sin que se corrompiesen.

Pero la verdad es que lo que más me convence personalmente de todo es la cantidad de versiones oficiales que se han dado al respecto.
Y es que pronto se percibió como irreal toda la campaña de desprestigio, ocultación, amenazas e impedimentos para acceder a la información, si sólo se trataba de un simple globo sonda.
En 1994 Steven shiff, un congresista de Nuevo Méjico, elabora un informe con grandes apoyos y la firma de treinta testigos. Para que la Oficina General de Contaduría inicie una auditoría para buscar en los archivos del Departamento de Defensa cualquier nota relacionada con el caso Roswell. Su conclusión: todos los documentos de la Base de Roswell datados entre 1945 y 1949 habían sido destruidos. Curiosamente desde 2 años antes, hasta 2 años después del incidente Roswell.

Pero claro, esto no tranquilizaba a la opinión pública así que dieron una nueva versión. En esta ocasión trataban de justificar todo ese secretismo sobre el incidente Roswell, y por tanto adujeron que se trataba de un proyecto secreto, proyecto que existió realmente el proyecto Mogul.
En una rueda de prensa la Fuerza Aérea de los EEUU, en la persona del Coronel John Haynes, presenta un informe de 231 páginas en el que se determina, y se da el caso por cerrado, que fue un globo del proyecto Mogul (que a fin de cuentas era un globo sonda con reflectores y micrófonos acústicos de baja frecuencia para escuchar las posibles explosiones de los ensayos nucleares soviéticos), por cierto, perdido un mes antes del incidente (los expertos aseguran que a pleno sol en el desierto de Roswell no duraría más de una semana). En cuanto a los cuerpos, lo explica en base a una confusión en la memoria de los testigos de unos 10 añitos, puesto que su explicación es que eran recuerdos de maniquíes de prueba (dummies) que la USAF utilizó entre los años 1953 y 1959.
Yo aquí es que me parto de risa por no llorar, oiga.

Esto, por supuesto, salvo excepciones puntuales (hay quien le cabe el Queen Mary de lado) no se lo tragó nadie. No obstante, y por segunda vez ya tenemos una explicación oficial.

Pero hubo otras muchas explicaciones alternativas filtradas oficial o extraoficialmente.
Está la versión que dice que todo se debió a un choque entre un globo (yo creo que por aquello de no contradecirse totalmente) diseñado en base a tecnología japonesa (imitando los “fu-go”, que eran bombas amarradas a globos, para que explotasen donde les llevara el viento), con un B29 lleno de prisioneros japoneses (si es que estos japos son puro extraterrestres, ya lo dice el refrán: “hay otros extraterrestres, pero no son xeros”). Por supuesto había que acallar el tema de los cuerpos, y bueno, un japonés bien quemadito, pues a saber cuanto de raro será.

Aunque quemadito o no, no explicaba lo pequeño de los humanoides que reportaban los testigos y los ataúdes solicitados. Los japoneses son más bajos que los estadounidenses, pero tanto como para solicitar ataúdes para niños, …

Así que surgió otra explicación, la re-que-te-definitiva. Ya está, ya lo tengo. Se trataba denNiños con los que habían experimentado altas dosis de radiactividad, hasta producir deformaciones.
Para terminar de aclarar los objetos encontrados con sus formas, pues en realidad estos niños deformes radiactivos estaban conduciendo un prototipo de nave en forma de ala volante. Sí, esto indica el informe NORTHROP.
Además, en el argumentario de esta hipótesis está el hecho de que la versión “nave extraterrestre” se filtró, por la propia USAF, como tapadera, para ocultar la despiadada verdad de la experimentación con niños.
Yo aquí juraría que han intervenido guionistas de series de tipo B, si no es que no se explica.
Y no es que me niegue a pensar en que los EEUU hayan experimentado con niños, que seguro que lo han hecho, pero que los pongan al mando de una nave prototipo, …

Hay más hipótesis, y cortinas de humo echadas sobre el tema, pero estas que he comentado, sin duda son las más difundidas.
Pero aún me queda una cosilla más en la recámara. Otra cortina de humo, otro intento de desinformación. Me refiero al falso video de la autopsia de un extraterrestre de Roswell de Ray Santilli.

Y es que aunque esta vez pudo venir la intoxicación por intereses exclusivamente privados, yo veo detrás la mano del gobierno de los EEUU, principalmente por 3 motivos:

1) la fecha cuando se filtró. Justo antes de la desclasificación del expediente Roswell (creo que la palabra reclasificación le vendría mejor).

2) el hecho de que sea una falsificación muy cara, que contara con papel kodak de la época.

3) se trata de una jugada muy inteligente, darle a los ufólogos carnaza para entretenerlos, y conseguir, tras el descubrimiento del fraude, una inevitable desconfianza generalizada en la naturaleza real del suceso. Y si de paso arrastra la reputación de algún ufólogo confiando, pues mejor.

Para el que le queden dudas de la falsedad de esta filmación que quede claro que el propio Ray Santilli reconoció el fraude en 2006, por lo que fue llevado a juicio.
La comunidad ufológica desde el comienzo sospechó de la autenticidad de la filmación, no concediéndole ningún crédito, puesto que contaba con varios puntos oscuros, empezando por contradecir los testimonios de los testigos, por ejemplo en el número de dedos de las manos (6 en lugar de 4).

En fin, el que quiera saber la verdad, ya lo sabe, el que prefiera seguir engañado que busque otra hipótesis.

 

 

Algunos de los muchos enlaces que he consultado:

http://www.javiersierra.com/repor_roswell.php

http://home.intergga.ch/chiquiyspliter/ovnis/masroswell.html

http://es.geocities.com/casoovni/roswell.html

http://www.mundoparapsicologico.com/1146-A_El-incidente-Roswell

Read Full Post »


Hay quedan estos videos, que complementan el expuesto en el anterior post, para sembrar polémica.

Bueno sigamos con lo nuestro, la verdad es que todavía no lo he contado todo. Toca la segunda parte.

Los restos encontrados y los testigos presenciales a raíz del descubrimiento de Brazel no fueron los únicos. Hubo otro “resto” (encuentro en tercera fase según los testigos) a unos 200 kms de allí, en la planicie de San Agustín.
Y digo otro “resto”, aunque la mayoría de investigadores menciona otra nave estrellada (UFO crash). Y es que no parece haber acuerdo en cuanto a las fechas. Y este punto es importante. Aunque algunos investigadores hacen referencia a la misma noche del 2 al 3 de Julio (que recordemos ya era discutida de por sí), la mayoría insiste en que el encuentro se produjo a la vez que se llevaba a cabo la conferencia de prensa en Roswell.

Este problema temporal ha creado distintas versiones de los hechos: dos naves distintas (demasiada coincidencia), un choque entre 2 naves (no resolvería realmente el problema temporal), una nave estrellada y un nuevo accidente en una supuesta nave de recuperación,…

Mi versión, la que considero más probable tras leer muchos testimonios y versiones, pero no por ello debe tomarse a “pies juntillas” puesto que no deja de ser una suposición, es la siguiente:

La noche del 2 al 3 de Julio, una nave extraterrestre tubo un problema, ya sea un rayo, ya sea alguna explosión interna, mientras volaba a cierta velocidad , dejando un reguero de restos a lo largo de más de un kilómetro de largo y unos doscientos metros de ancho.
En un primer momento, tras este incidente, consiguieron aterrizar la nave no muy lejos de allí. Durante 3 días intentaron realizar las reparaciones oportunas.
Cuando pensaban que habrían estabilizado la nave y sin tener más esperanzas de contacto con su civilización, intentan levantar el vuelo, pero la nave se descontrola y acaba incrustada entre las rocas.

Pero vayamos al segundo encuentro, y no adelantemos acontecimientos.

El día 8 de Julio, un grupo de personas, que buscaban ágatas por la zona de San Agustín, muy frecuentado por arqueólogos, por tener vestigios de 4.500 años de antigüedad, se toparon con un extraño cilindro metálico, incrustado en el suelo y en medio de en un amasijo de cables y otros objetos imposibles de identificar.
Este grupo estaba compuesto por el joven Gerald Anderson, su hermano Glenn (mayor que él), su padre, su tío Ted y su primo Víctor.
El investigador Staton Friedman (que aparece en algunos videos de los expuestos, y al que volveremos a hacer referencia) recogió, en 1990, el relato de Gerald Anderson, de forma resumida.:

“Esa cosa estaba incrustada en el suelo y antes de caer debía haber golpeado contra los árboles, pues muchos de ellos tenían la copa quebrada. Yo quise acercarme, pero mi padre me grito que me detuviera. Durante largos minutos la miramos de lejos y en completo silencio. De pronto mi hermano dijo que era una nave espacial, una nave marciana. En ese momento sentí miedo y me acerque a mi primo. Alrededor del cilindro la tierra estaba calcinada y aun se veía un pequeño fuego en unos de los lados mas aguzados. Cerca de ahí vimos tres extrañas criaturas que estaban sobre el suelo. Dos estaban completamente inmóviles y la tercera respiraba con dificultad. Apoyado contra el cilindro, sentado en la tierra como si estuviese aturdido, había otro de estos pequeños seres. Estaba vivo, aunque herido en un hombro, y nos miro con terror cuando nos acercamos. Los cuatro eran muy parecidos, median alrededor de 1,20m. tenían ojos hundidos, eran pelados y vestían un suéter de mameluco de una tela que parecía metal. Intentamos hablar con el sobreviviente pero no logramos que nos entendiera. Estábamos en eso cuando vimos que se acercaban un grupo de cinco jóvenes acompañados por una persona mayor, después supimos que era el Dr. Buskirk, un antropólogo que exploraba la zona en compañía de algunos de sus alumnos de la universidad de Albuquerque. Intento hablar con el pequeño humanoide en varios idiomas, pero lo único que consiguió fue asustarlo más. En eso oímos que se acercaba una camioneta que llevaba una antena de radio. Era el ingeniero Barney Barnett, que estaba trabajando en ese lugar por cuenta de una compañía petrolera. En realidad ya no sabíamos que hacer, sobretodo porque el herido que respiraba parecía haber muerto. Habría pasado algo mas de una hora cuando llegaron dos camiones de la base de Roswell, al mando de un teniente de color. Un sargento nos hecho a todos de la zona después de haber anotado nuestros nombres y dirección y cercaron el sitio con una cinta amarilla. Nunca mas volví a saber de esa gente hasta que años después leí un articulo sobre este caso en un periódico de Santa Fe.”

En total se juntaron unos cuantos testigos y todos vieron los 3 cuerpos extraterrestres y el que aún permanecía vivo.
A continuación expongo su testimonio completo:

“El primero que dijo algo fue mi primo Víctor. ‘allí hay algo raro’. Estabamos como a unos cien metros de un objeto plateado y circular que estaba como clavado en ángulo en la tierra. Alrededor del objeto había vegetación quemada, algunos arbustos que todavía ardían, dos o tres arboles que habían sido como cortados en dos, con el tronco aparentemente quemado en la parte superior. ‘Aquí se estrello, algo (dijo papa). No sé si es un dirigible o algo así’. En esos momentos, ya estabamos como a unos veinte metros del artefacto y allí fue cuando mi hermano grito: ‘esto es una nave espacial… son marcianos’, entonces empezábamos a enloquecer, caminando, hablando entre nosotros y dando vueltas alrededor del disco. De pronto, sentí mucho miedo. Sobre todo cuando vi a tres criaturas tendidas en el suelo, junto al disco volador. Otra estaba sentada. Dos de los que estaban tirados, directamente no se movían. Tenían vendas por todos lados y uno llevaba el brazo vendado. Me acerque a uno de ellos, que tenia una venda a la altura de la cintura y otra en el hombro.

El que estaba sentado se puso de pie y estaba como ayudando a los demás con estas vendas que digo. Uno de los que estaba justo al lado suyo respiraba entrecortadamente, de manera inusual. Era obvio que tenia mucho dolor. Los otros dos permanecían inmóviles. El único que se movía, como dije antes, era el que al principio estaba sentado y al vernos se asusto. Comenzó a retroceder, presa del pánico. Al principio mis familiares y yo solo emitíamos exclamaciones de sorpresa.
El mas excitado era mi primo Víctor, que saltaba de un lado al otro, metiéndose por todas partes, entre confundido y temeroso. Mi hermano Glenn estaba mirando el disco y saco del paso a Víctor, quien estaba metiendo la cabeza por la rotura que la nave tenia en el medio, para sentarse sobre la misma, con una pierna adentro y otra afuera del plato volador. Glenn le pidió que no se acercara tanto, no fuera cosa que el disco explotara.

Luego Glenn imito a Víctor, subiéndose a la rotura y sentándose en el centro, con una pierna afuera y otra dentro del objeto. Yo estaba allí mirándolos.

Mientras tanto mi papa, y Ted estaban arrodillados al lado de la criatura que estaba viva y Ted trataba de hablarle en español. La criatura no le respondía. Cuando alguien se movía, la criatura se espantaba, retrocedía y levantaba sus manos al unísono, como temerosa de que le hicieran daño. Parecía estar bien aunque había un par de roturas en su uniforme. En cambio, sus compañeros estaban visiblemente heridos, y sus uniformes estaban destrozados. ¡Parecía que venían de una terrible guerra! Sin embargo, no vi nada que se pareciera a sangre. Lo que si vi, era una caja de metal cerca del que estaba con vida, dentro de la que vi vendas como las que había sobre los cuerpos. Creo que era un botiquín de emergencias.

El que respiraba entrecortadamente parecía tener una pierna fracturada o algo así. Los demás no mostraban deformidades o algo parecido. Toque a una de las criaturas y no se movió. Por la manera en que tenia los ojos, como mirando al vacío, me pareció que estaba muerto. Recuerdo que cuando lo toque estaba muy frío. Me pregunte por que no había tapado los cuerpos de sus compañeros. Yo creo que cubrimos a nuestros muertos porque nos da miedo mirarlos. Pense que esa costumbre tiene sentido aquí en la tierra pero quizá para ellos no.

En un momento pense que eran muñecos. Había algo que no era real en ellos, aunque uno se movía y reaccionaba. Recuerdo haber puesto mi mano contra el disco y estaba frío, como si estuviera refrigerado. Como estabamos bajo el Sol ardiente, en medio de un desierto, supuse que debería estar caliente pero no!
¡Estaba muy frío! Como si fuera invierno y como si uno estuviera tocando un metal. El área adyacente a donde puse mi mano también estaba muy fría comparada con otras cercanas. En realidad, alrededor nuestro hacia mucho calor pero cerca del disco estaba muy frío”.

¿A que distancia estaba usted del extraterrestre vivo?
-Yo diría que poco menos de un metro. No me acerque tanto como papa y mi tío. Ellos estaban agachados a su lado. En un momento, mi tío Ted toco al que estaba vivo en el hombro, como tratando de consolarlo. A esa altura, la criatura ya no retrocedía con temor, con las manos en alto, como antes.

¿Por qué fue usted detrás del disco?
-Porque mi hermano Glenn ya estaba allí, En realidad, quería saber que hacia mi hermano, quien estaba metiendo la cabeza tan adentro que hasta se lastimo la cara. También alcance a ver lo que había adentro. Parecían como componentes eléctricos, electrónicos, de propulsión, que se yo. Estaban todos conectados entre si por cables que colgaban hacia fuera de la rotura. Algunos de ellos volaban al viento como si fueran colas de caballo, y tenían luces por todos lados, que también oscilaban y titilaban. Cuando la brisa las movía parecían ser de fuego.
En el centro de la nave había algo así como jeroglíficos de color rosa, aunque como sellados sobre un fondo marrón. Algunas luces se apagaban y encendían, unas de color verde y otras de ámbar.

¿Eran del mismo color que las luces que colgaban fuera de la rotura?
-Algunas eran de color rojo luminoso, otras brillantes pero mas blancuzcas. Algunas, sobre todo las rojas, eran muy brillantes y con intensidad fluctuante, a veces realmente brillantes y otras difusas. Yo nunca llegue a meter tanto la cabeza dentro de la rotura como mi hermano Glenn, quien me dijo que hacia mucho frío allí.

¿Cómo de grande era la rotura?
-Yo diría que de unos tres metros. Comenzaba casi desde la parte mas baja del disco e iba casi hasta la cima de la bóveda superior. Estimo que debía tener alrededor de un metro de ancho. La rotura era elípticamente vertical, como un paréntesis gigantesco. La parte mas ancha parecía ser hacia el centro. Parecia como si algo adentro hubiera explotado, abriéndola y doblando su material exterior, dejándole bordes muy filosos. También había un olor muy fuerte, parecido quizás al alcohol o algo así. Esto fue lo que motivo que mi padre le repitiera a mi hermano mayor que no fumara a riesgo de que explotara todo.

Fue en ese momento que un grupo de cinco estudiantes universitarios y su profesor, el doctor Buskirk (no recuerdo su primer nombre), se acercaron al lugar del hecho. Estaban realizando una excavación arqueológica a pocos kilómetros de allí, pero después de ver la noche anterior lo que creyeron era un meteorito que se había estrellado, se largaron a inspeccionar el área. Al llegar y ver lo mismo que mis familiares y yo, sus reacciones fueron muy similares.
Primero se sorprendieron y luego entraron en shock. Recuerdo que Buskirk le dijo a papa que el hablaba varios idiomas y trato de comunicarse con el extraterrestre pero sin éxito. Luego, Buskirk intento entenderse mediante signos, pero también fue en vano.

¿Qué paso después?
-Llegó el ejercito y empezó el terror. El que daba las ordenes era un pelirrojo de malos modales, mandón y omnipotente. Lo acompañaba un soldado negro que ejecutaba todo lo que su superior le pedía. Rodearon todo, apartándolos con la culata de sus fusiles y ordenando que no abriéramos la boca. En pocos minutos aquello parecía una invasión. A papa le dijeron que si hablábamos esto con alguien nos enterrarían vivos en el desierto. Como papa estaba por entrar a trabajar en Sandia Corporation, pidió que hiciéramos caso: no quería ensuciar sus antecedentes. Yo dije que me moría de sed y me negaron agua. Nunca lo voy a olvidar.

¿Los echaron del lugar?
-Nos ordenaron: “¡váyanse por allí, no miren para atrás y no abran la boca!”. Mientras nos íbamos en el auto, vimos cientos de soldados en camiones y a pie, y aviones que habían aterrizado en la ruta.

¿Nunca hablo de esto con nadie?
-Únicamente con mi hermano y cuando estábamos solos. A veces, mientras jugaba con mis amigos, también se me escapaba algo. Papa y Tío Ted siempre mantuvieron silencio, aunque me consta que cuando se retiro de Sandia, muchos años después del incidente, papa se lo contó a un amigo.

¿Alguna vez tuvo sueños o pesadillas con respecto a los ET?
-Nunca.

¿Por qué dejo pasar tantos años para hablar?
-Por temor a las amenazas y a que si contaba algo me tomaran por loco. Pero cuando vi en TV que otros testigos también habían salido al frente, opte por el mismo camino.
No busco fama ni dinero con todo esto. De hecho, después de mi problema coronario, me mude y solo unos pocos conocidos pueden localizarme. A esta entrevista accedí por que me lo pidió Staton Friedman, un investigador serio que respeto y admiro porque busca la verdad.

¿Hay alguna corroboración científica de que usted dice la verdad?
-Ya me sometieron dos veces a un detector de mentiras. Además, el psicólogo norteamericano John Carpenter también me hipnotizo varias veces. El resultado fue invariablemente el mismo: mi experiencia existió y es autentica. Mi relato no tiene contradicciones.

Obviamente, usted cree que hay vida extraterrestre…
-¡Por supuesto! Hay que mirar detenidamente el cielo de noche para darse cuenta de que a la luz del Cosmos todo lo que parece crucial e importante en la Tierra, tiene menos significado y dimensión que la que le damos los terrestres.

Hay muchos más testigos, militares, fotógrafos, testigos de las supuestas autopsias, de los traslados de material y cuerpos, …Y no sólo testigos de los hechos, sino también de las amenazas de los militares, y de la imposibilidad de acceder a la zona.

Pero aún hay más cosas…

Read Full Post »


Bueno, era inevitable.

Tenía que comentar el caso más conocido y sobre el que se han echado más cortinas de humo.

 

Roswell supone, en los tiempos modernos, la primera vez, que no la única, que un gobierno reconoce abierta y oficialmente haber sufrido un encuentro cercano de segundo tipo con un OVNI. Aunque ese reconocimiento duró pocas horas.

 

Sin lugar a dudas es el incidente ovni sobre el que se han escrito más artículos, se han librado más ondas de radio,  y se ha gastado más celulosa en series, documentales, películas y videos. Hasta los profanos en la materia conocen de su existencia.

Y no es para menos. Se puede decir que ha habido un antes y un después de Roswell.

Es el caso sobre el que más información y desinformación ha corrido.

Es por tanto muy difícil determinar con exactitud qué sucedió. En Internet podemos encontrar cientos de miles de páginas sobre el tema, cada una con matices y datos diferentes. Cada una con perspectivas y detalles muy distintos.

Debido a ello, probablemente también sea el caso más difícil de aclarar en su totalidad, en todos sus detalles. Sin embargo, y con un poco de sutileza y lógica, podemos sacar información de la desinformación, aunque por supuesto, no los detalles.

 

Voy a exponer una nueva versión, con los datos que me han parecido más comunes o exactos, pero incluyendo comentarios y reflexiones sobre otras posibilidades.

 

Vamos a ello:

La noche del 2 al 3 de Julio de 1947 hubo una gran tormenta sobre Roswell.

 

La mañana del 3 de julio (y ya en esta fecha empiezan las discrepancias entre las distintas versiones) un granjero/pastor llamado William Mac Brazel, salió a recorrer el campo (ya sea en busca de posibles daños producidos por la tormenta de la noche anterior o de pastoreo normal de su ganado).

En un momento dado vio detrás de una pequeña colina una serie de extraños objetos esparcidos sobre una gran extensión de terreno. Le acompañaba un joven vecino, Dee Proctor, y entre los dos recogieron algunos de estos objetos y los guardaron en el cajón de las herramientas.

Otras versiones dicen que iba a caballo, con su hijo, otras solo y que después llamó al vecino. En fin, no lo consideramos un detalle importante.

 

El día 6, Brazel fue a Corona a efectuar algunas compras y aprovechó el viaje (siguiendo el consejo de algunos conocidos a los que consultó la situación) para contarle al sheriff del condado, Geoge Wilcox, lo que había visto, quien, tras ver el material recogido por éste, avisó  a la fuerza aérea.

Jesse Marcel, el jefe de seguridad de la base aérea, y tras examinar los objetos que Brazel llevaba, se dirigió en su Jeep a la zona señalada por el pastor en compañía de éste y de un oficial de inteligencia de apellido Cavitt.

 

Llegaron al anochecer, debido a lo poco transitable de los caminos. Comieron las provisiones que llevaban, encendieron un fuego y se acostaron en sus sacos de dormir. Antes de salir el sol ya habían llenado la parte trasera del vehículo con una gran cantidad de objetos.

Se trataba de una caótica colección de fragmentos metálicos que cubrían más de un kilómetro cuadrado de terreno, de aspecto bizarro, metalizados y algunos cubiertos de una especie de indescifrables “jeroglíficos”.

  Roswell1

 roswell

Roswell2

 

Hay versiones que mencionan también el encuentro por parte de Bazel de cadáveres de pequeños cuerpos humanoides de piel grisácea. No obstante, la mayoría de las interpretaciones no determinan este aspecto, al menos en este momento, como veremos más tarde.

 

Mientras tanto, en el pueblo ya se había corrido la noticia del curioso hallazgo y comenzaron a tejerse las hipótesis más diversas. Hasta la radio local se hizo eco de los rumores. Cuando Marcel llego al cuartel, una decena de personas (entre ellos los periodistas del Roswell Daily Record) esperaban en la puerta de entrada. Pero el Jeep pasó sin frenar y se perdió en medio de oficinas y hangares.

El día 8 de Julio, el oficial de relaciones públicas Walter Haut (por orden del Coronel William Blanchard, jefe de la fuerza en Roswell) difundió un comunicado en el cual se decía textualmente, “que la Fuerza Aérea había recuperado los restos de un platillo volante”. Haciendo referencia a extraños materiales que no se podían identificar. Rápidamente la prensa local y parte de la de la costa este se hizo eco de la noticia, que pronto dio la vuelta al mundo.

Y este punto es fácilmente comprobable e indudable.

 

A las pocas horas, y siguiendo instrucciones de Washington, fue desmentido el comunicado. Se trataba de un globo sonda, junto al cual se hicieron fotos varios militares, entre ellos el propio Jesse Marcel, del que se tienen testigos que en privado aseguraba que esos restos fotografiados no tenían nada que ver con los que recogieron el día anterior.

 

La mayor prueba, desde luego, de que esto era una mentira (la primera de muchas) era que no se despidieran a gran parte del personal de la base, por incompetencia profesional. ¿El papel de aluminio era un material desconocido y extraño para técnicos radaristas e ingenieros que construían esos globos? Hay que tener muchas, pero que muchas tragaderas para tragarse eso.

Pero parece que el desmentido (en este caso mentido, más bien) caló, al menos en los siguientes días, y en los medios de comunicación, con o sin amenazas.

 

¿Es eso todo? No, no es todo. Sólo acabamos de empezar.

Read Full Post »


La audiencia manda, y aunque tenía pensado entrar en estos berenjenales más tarde, para abrir boca, pongo un link, que cuando menos os resultará motivador.
En el futuro haré referencia a este artículo, como “apoyo” a 2 de los 10 casos concretos que comentaré: el caso Roswell y los distintos avistamientos en los viajes lunares.
Por supuesto, y aunque el personaje en cuestión sea doctor y astronauta seguro que tendréis muchos ‘peros’ al respecto.
http://www.luismarianofernandez.com/mentiras_nasa/index.htm

Más fuentes, para el que dude del contenido de la entrevista:

http://www.europapress.es/ciencia-00298/noticia-ex-astronauta-edgar-mitchell-reitera-eeuu-oculta-ovnis-20090422132546.html

http://www.dailymail.co.uk/sciencetech/article-1037471/Apollo-14-astronaut-claims-aliens-HAVE-contact–covered-60-years.html

Para los que entiendan a esos extraños seres que hablan al revés que todo el mundo, y que se sincronizan mediante la toma de una bebida estimulante:
http://www.youtube.com/watch?v=RhNdxdveK7c

Para los que leen subtítulos en español de españa de toda_la_vida_de_Dios:
http://video.google.com/videoplay?docid=7872589281479329832

Read Full Post »